1 de febrero de 2015 13:42

La Universidad de Massachusetts acoge a tres ecuatorianas

Vanessa Villegas junto a sus padres Carlos Villegas y Nivia Hidalgo, además del hijo alemán adoptado Daniel O´keefe.

Vanessa Villegas junto a sus padres Carlos Villegas y Nivia Hidalgo, además del hijo alemán adoptado Daniel O´keefe.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 18
Redacción Sociedad

Vanessa Villegas será una de las tres nuevas residentes ecuatorianas que tendrá la Universidad de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos. Ahí, la quiteña de 21 años, realizará estudios de pre grado en Salud Pública. La acompañarán María José Mora y María José Báez que obtuvieron una beca completa para estudiar Medicina.

El reconocimiento incluye pasajes de avión, estudios, alimentación y estadía. Estudiar en una Universidad de Excelencia de los Estados Unidos de Norteamérica involucra, en promedio, una inversión de USD 450 000 por 4-5 años de un programa de pregrado. El Estado ecuatoriano, a través de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, se encargará del financiamiento de las tres ecuatorianas.

Ellas lograron la meta con la ayuda de un programa de la Fundación de Educación Avanzada Internacional (IAEF, por sus siglas en ingles). Villegas recuerda que hace más de un año, mientras buscaba opciones para estudiar en el extranjero, un amigo le recomendó que analizara la oferta de IAEF.

Ella quedó cautivada no solo por las oportunidades que ponía en manos de estudiantes sino también por la historia del presidente de la Fundación y su misión: Edwin Gómez. Él migró a Estados Unidos tras servir en la Fuerza Aérea ecuatoriana durante 14 años. Su meta: convertirse en el primer astronauta ecuatoriano.

En 2009 fue aprobado en el programa de PhD en Astrofísica en el instituto MIT y al culminar espera ser seleccionado por la NASA. En medio de ese camino se ha preocupado de abrir espacios para que otros ecuatorianos también puedan preparase en el exterior y cumplir sus sueños. Como su coterráneas María José Mora y María José Báez, de Imbabura.

Viajaron el lunes pasado a Estados Unidos. Antes de ser los elegidos para subir al avión debieron pasar por un proceso de selección riguroso. Implicó exámenes de conocimiento, aptitudes y de inglés, -el idioma fue clave-.

El puntaje general obtenido por Villegas fue de 3.38 sobre 4.0. Báez, en cambio, logró 3.76 sobre 4.0 y Mora una calificación perfecta. La Secretaría de Educación también aplicó sus pruebas. Fueron las mejores de unos 150 postulantes.

La ventaja de hacerlo a través de la Fundación, agrega Gómez, es que la fundación tiene acuerdos con las mejores universidades para garantizar la carta de aprobación de los alumnos que pasen las evaluaciones. La Fundación debe garantizar el desempeño de los alumnos. “El problema no ha sido el conocimiento, sino el dominio del inglés”.

Tras el arribo de las tres estudiantes está previsto un proceso de integración con sus nuevos compañeros. Un primer encuentro con el espacio universitario y las costumbres y tradiciones de ese país.

A Villegas no le preocupa el cambio en la comida, el idioma o la exigencia de los estudios. Dice que se ha acostumbrado a luchar por sus sueños y que ningún éxito llega solo, pues requiere de sacrificio.

Además, en su casa de Quito, ha podido conocer y aproximarse a otras culturas. Desde agosto pasado, un joven alemán, Daniel O´keefe, se convirtió en su hermanastro. Fue luego de que su hermano de sangre viajara a Alemania en el marco de un intercambio cultural. Durante seis meses ellos viven en casas adoptivas y estrechan lazos de aprendizaje, afecto, intercambio de saberes con las familias.

Con él, Villegas ha podido perfeccionar su inglés. Aunque también domina el francés. Esto pesó a la hora de su elección, al igual que otras aptitudes. Practica varios deportes, entre ellos fútbol y tae kwon do. Pero siente más apego por el atletismo. Sus medallas de oro cuelgan en una esquina de su dormitorio, en Quito.

La Iniciativa IAEF–Ecuador, fue creada exclusivamente para estudiantes deportistas, artistas y profesionales ecuatorianos de alto nivel competitivo. Villegas espera ganar nuevos premios en Estados Unidos y traerlos de vuelta a Ecuador. La beca compromete a los estudiantes a retornar y aplicar los conocimientos adquiridos.

Son los primeros ecuatorianos que viajan con IAEF a estudiar fuera, pero se espera que este año, tras una nueva convocatoria, el número pueda incrementarse.

En Contexto

La Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación ha entregado más de 10 000 becas para que estudiantes de alto rendimiento estudien en las principales universidades del mundo, desde el 2007. Se encuentran cursando sus carreras en 48 de los mejores centros de educación superior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)