21 de agosto de 2017 14:58

Tribunal Constitucional de Chile aprueba ley de aborto terapéutico

Activistas celebran frente al Tribunal Constitucional de Chile tras el fallo que da paso libre a la aprobación de la ley de aborto en tres causales. Foto: Agencia AFP

Activistas celebran frente al Tribunal Constitucional de Chile tras el fallo que da paso libre a la aprobación de la ley de aborto en tres causales. Foto: Agencia AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El Tribunal Constitucional de Chile aprobó este lunes 21 de agosto de 2017 la ley del aborto terapéutico tras rechazar dos impugnaciones presentadas por partidos conservadores contra la norma, que ahora podrá ser promulgada por su impulsora, la presidenta Michelle Bachelet.

Este tribunal determinó rechazar “ambos requerimientos por seis votos contra cuatro respecto de las tres causales de la interrupción del embarazo”, en caso de riesgo de vida para la madre, inviabilidad fetal y violación, declaró tras el fallo su secretario general, Rodrigo Pica.

Tras más de dos años de difícil tramitación y polémicas, Chile abandona así la lista de 18 países en el mundo que prohíben cualquier tipo de aborto, entre ellos El Salvador, Honduras o Nicaragua.

Bachelet, que hizo una constante y férrea defensa del proyecto que lanzó en 2015, celebró el fallo. “Las mujeres de Chile hemos reconquistado un derecho básico que es poder decidir por nosotras mismas en casos extremos, particularmente casos que pueden ser muy dolorosos”.

“Hoy día han ganado las mujeres, creo que hoy una vez más ha ganado la democracia, que hoy ha ganado Chile”, concluyó la mandataria socialista desde La Moneda. El fallo favorable a la interrupción del embarazo en tres causales desató la algarabía de decenas de activistas que desde las puertas del TC lanzaron gritos de agradecimiento a Bachelet por hacer realidad una ley anhelada durante años por movimientos sociales.

Para la Corporación por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Miles), la decisión es “histórica” y “marca un antes y un después para las mujeres chilenas”. “Las mujeres conquistamos nuevos espacios de dignidad, de libertad, de autonomía y de igualdad, pues definitivamente se puso fin a la penalización total del aborto y al estigma y sanciones injustas e inhumanas”, por buscar la interrupción de un embarazo, reza un comunicado de la organización.

Amnistía Internacional fue otra de las organizaciones que mostró su beneplácito en las puertas del TC. Enfrente, manifestantes contrarios a la norma lanzaron maldiciones al cielo y llamaron "asesinos" a los promotores de la ley. "Se juntan contra la vida del justo y condenan la sangre inocente", entonaron en coro los manifestantes.

Fin a un largo camino

Impulsada por la presidenta socialista, la ley había sido aprobada a principios de agosto por el Congreso y cuenta con un 70% de apoyo popular, según las encuestas. La impugnación de grupos de derecha trasladó al máximo tribunal, considerado por su poder como una tercera Cámara, la última batalla por una ley que puso en pie de guerra a los grupos cristianos y a los conservadores del país al considerar que vulnera el derecho a la vida del que está por nacer, consagrado en la Carta Magna.

La fase final del trámite ante el Tribunal Constitucional estuvo marcada por el desfile de 135 organizaciones y personalidades que quisieron exponer a favor y en contra. Frente al tribunal, grupos a favor y en contra del aborto desfilaron en las largas jornadas de audiencias y deliberaciones del Tribunal, que el viernes pospuso esta esperada decisión para proseguir las deliberaciones este lunes ante la complejidad del asunto.

Los contrarios al aborto coparon la escena con presentaciones teatrales y bailes que tienen como centro un muñeco, mientras que por altoparlantes se reproducían los latidos de un feto. En frente, Miles, apoyada por decenas de manifestantes que enseñaron fotos de fetos deformes.

Escenas surrealistas en las que cunas vacías se entrecruzaron con banderas a favor de la norma y otras que defendieron el derecho al aborto libre, en la última jornada de una batalla que se dio en el Congreso y en las calles del país.

Impronta reformadora

La ley de aborto se enmarca en un paquete de reformas sociales que lideró Bachelet en su segundo mandato. Hace dos años la socialista y médica de profesión logró que el Congreso -de mayoría oficialista, pero con sectores conservadores dentro del partido que trabaron algunas iniciativas- aprobara la unión de parejas homosexuales.

Ahora va por más y en pocos días introducirá un proyecto para legalizar el matrimonio homosexual, otro gran paso en un país marcado por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) , que entre otras leyes conservadoras logró penalizar el aborto terapéutico, que durante décadas había estado permitido en Chile.

En Chile se registran anualmente unos 30.000 abortos provocados o espontáneos, según datos oficiales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)