28 de marzo de 2018 00:00

La fe de Semana Santa une a kichwas y mestizos

Las imágenes de los personajes bíblicos son trasladados en romerías a la ciudad. Foto: Francisco Espinoza para EL COMERCIO

Las imágenes de los personajes bíblicos son trasladados en romerías a la ciudad. Foto: Francisco Espinoza para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
José Luis Rosales
Redactor (F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los habitantes de las comunidades kichwas y de la zona urbana del cantón Cotacachi (Imbabura) le aportan a las procesiones de Semana Santa un enfoque intercultural.

Hoy, por segunda ocasión, los vecinos de la parcialidad de La Calera reanudarán una peregrinación nocturna, con la imagen de San Juan Bautista que es cargada a hombros, hacia el centro de la ciudad.

Algo similar ocurrirá en el resto de comunas indígenas y barrios de Cotacachi. Los fieles acostumbran trasladar las andas, una especie de altar donde cargan las esculturas con los personajes bíblicos. Las romerías se inician a partir de las 20:00 y terminan pasada la medianoche.

José Manuel Calapi, comunero de La Calera, heredó de su padre la figura de Juan Bautista. El campesino pertenece a la cuarta generación de la familia que preserva la tradición, de pasear por las calles estrechas, la imagen del santo.

Lola Flores, esposa de Calapi, cuenta que el dueño del retablo acostumbra pedir ayuda a familiares y vecinos, para transportar la representación de madera. A esta práctica, que se repite el Jueves y Viernes Santos, se denomina prestar la mano. A cambio los colaboradores reciben comida y chicha.

Este sincretismo entre la religión católica y las prácticas indígenas se ejecutan desde el viernes, previo al Domingo de Ramos. Se trata de una manifestación cultural y religiosa, a la que denominan la despedida de Jesús de Nazaret y la Virgen de Dolores, que subsiste en las comunas de San Pedro y San José.

Desde la primera localidad, un grupo de mujeres llamadas guioneras, que portan en sus manos banderas de color rojo, blanco y azul, encabezaron la peregrinación.

Las damas, que visten el traje tradicional de las mujeres indígenas de la zona, representan la espiritualidad y feminidad.

En la hilera también resaltan dos músicos populares, quienes con sus flautas hechas de juncos interpretaban melodías andinas de alabanza.

Tres días antes de la marcha, José María Chávez y José Nicolás Farinango, que son los flauteros de esta jurisdicción, ensayaban los ritmos cuya interpretación se escucha en la Semana Mayor.

Entre tanto, unos ocho hombres cargaban la efigie del Narazeno, que siempre va acompañada de una imagen de Simón El Cirineo, que es la persona que ayudó a cargar la cruz a Jesús hasta el Calvario.

Rafael Chochos
lleva 20 de sus 61 años como catequista. Explica que estas esculturas de tamaño natural retornarán a la comuna de San Pedro la tarde del Viernes Santo. Durante estos días permanecerán en la iglesia local y saldrán esta noche para unirse a las expresiones religiosas.

Algo similar sucederá con la imagen de la Virgen de Dolores, que al igual que la de Jesús de Nazaret, fue trasladada el viernes anterior por los fieles de la parcialidad de San José hasta Cotacachi, para cumplir el rito de despedida.

En las calles Modesto Peñaherrera y González Suárez, junto al Cementerio Municipal, se encuentran las procesiones de Jesús y María. Es por que ello que esta vía es conocida por los indígenas como la calle de la Amargura, explica Nelson García, párroco de Santa Ana de Cotacachi.

El nombre no solo refleja la tristeza del adiós, sino también porque por ese mismo trayecto los nativos trasladan hasta el camposanto a sus seres queridos que han fallecido.

Pero quizá la mayor demostración de fe y de la cultura ancestral se refleja en la última procesión de Viernes Santo.

Esta representación es la mayor demostración de la interculturalidad entre indígenas y mestizos, señala Lenin Alvear, funcionario del Museo de las Culturas de Cotacachi. Es una marcha que recorren varios sitios de la urbe, algunos son considerados sagrados para los kichwas, desde los tiempos prehispánicos.

Procesiones
Las peregrinaciones con las imágenes de personajes bíblicos se reanudan este 28 de marzo del 2018.

Músicos
Los tradicionales flauteros acompañan a las procesiones de las comunas andinas.

​Viernes Santo
La procesión se inicia en el tradicional barrio El Coco hasta llegar a la Iglesia Matriz.

Herencia
Las tradiciones de los indígenas de Cotacachi también se reflejan en lo espiritual.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)