9 de abril de 2016 00:00

Tradición y buen gusto para la mesa

La mesa puede adquirir un estilo decorativo andino con manteles para cuatro, seis, ocho y 12 puestos. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

La mesa puede adquirir un estilo decorativo andino con manteles para cuatro, seis, ocho y 12 puestos. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Construir 
(F - Contenido Intercultural)

Vasijas, atrapasueños, peces y chismosas (mujeres indígenas sentadas) se plasman en diferentes accesorios de comedor, hechos de las manos de otavaleños con habilidades textiles.

Se elaboran en servilletas, individuales para té, centros de mesa y manteles, objetos que dan a la decoración un estilo andino con rasgos ancestrales.

Para Reymi Lema, propietario de Aly Textiles, realizar estos elementos decorativos es una oportunidad para exponer la cultura otavaleña a través de los tejidos. “El trabajo textil es una tradición, el legado de mis abuelos”, expresa.

En los diferentes accesorios decorativos destacan dos diseños: peces e indígenas.

Desde la tradición, explica Lema, los peces son significado de abundancia en el hogar y en los compromisos. Las vasijas, atrapasueños y chismosas plasmadas en los diseños indígenas son elementos de la cultura andina.

Un mantel para una mesa de cuatro puestos tiene un valor de USD 9 y el más grande, para 12 puestos, cuesta USD 18.

Los objetos más pequeños como las servilletas cuestan USD 1,50; los centros de mesa, USD 3 y los individuales para té tienen un precio de USD 1.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)