1 de abril de 2017 15:18

The Secret Garden encendió por diez horas la fiesta electrónica en Quito

La primera edición de este festival electrónico tuvo el éxito que esperaban los fans de este género musical.

La primera edición de este festival electrónico tuvo el éxito que esperaban los fans de este género musical. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción Tendencias

Beats a todo volumen, el sonido de los pies saltando sobre la tierra mojada y un juego de luces que embriaga a quien lo mira. Esto fue The Secret Garden, la fiesta electrónica que este viernes 31 de marzo congregó por casi diez horas a miles de personas al ritmo de sus djs favoritos.

La primera edición de este festival electrónico tuvo el éxito que esperaban los fans de este género musical. El Rancho San Vicente, al norte Quito, fue el epicentro de esta fiesta en la cual ni siquiera la tierra mojada ni los charcos fueron un impedimento para encender el ánimo de los asistentes.

Desde las 16:00 del viernes 31, y hasta las 02:00 del siguiente día, en este espacio se sintieron los beats de artistas locales e internacionales como Diego Narváez, Luka Caro, Nicky Romero, entre otros. En la jornada, que tuvo una alta dosis de adrenalina para sus visitantes, el equipo de iluminación y sonido fue el toque perfecto para todos quienes disfrutaron del festival.

Durante la noche, alrededor del escenario principal de The Secret Garden, los fanáticos esperaban la participación de tres de los más representativos de la escena internacional. De este grupo, el primero en aparecer fue Markus Schultz, quien se encargó de levantar el ánimo de los asistentes.

Él, quien inyectó el ritmo en el rancho, dejó listo el camino para Nervo, el dúo australiano que por segunda ocasión se presentaba en el Ecuador. La llegada de las gemelas Miriam y Olivia Nervo fue lo que definitivamente encendió la fiesta en el recinto. Entre gritos, banderas y pirotecnia, ellas mandaban besos y saludos a sus fans ecuatorianos, quienes no dejaron ni un solo momento de saltar para acompañar a la música de sus djs favoritas.

Durante la noche, alrededor del escenario principal de The Secret Garden, los fanáticos esperaban la participación de tres de los más representativos de la escena internacional.

Durante la noche, alrededor del escenario principal de The Secret Garden, los fanáticos esperaban la participación de tres de los más representativos de la escena internacional. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El cierre del festival estuvo a cargo de Nicky Romero, uno de los más esperados en el cartel de este año Posicionado entre los mejores 20 djs del mundo, sus beats fueron el cierre perfecto para un festival que ha dejado por sentado que la música electrónica ahora es un verdadero fenómeno que mueve a fanáticos de todo el país con el fin de disfrutar de las mejores mezclas del momento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)