24 de February de 2014 00:02

Un test complementa la detección del papiloma

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una alteración de las células del cuello uterino puede ser provocada por el papiloma virus. Pero logra ser detectado a través de un papanicolaou o por un test de VPH.

La prevención para no contraer el mal depende de cuán oportunamente la mujer acuda al ginecólogo para hacérselo luego de un chequeo. En el 99% de los casos, el papiloma virus es causa de cáncer de útero.

Pero de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Cáncer de EE.UU., el papanicolaou solo descubre resultados anormales en las células, no exactamente descifra si la mujer tiene el virus papiloma.

De hecho, menciona que dentro de la interpretación de los resultados citológicos (análisis de la muestra en laboratorio) podría identificar anormalidades mínimas que no son cancerígenas.

Sin embargo, para los especialistas en este campo, es siempre necesario realizarse esta prueba en los chequeos ginecológicos sugeridos de acuerdo con la edad de los pacientes. Para el ginecólogo y especialista en salud reproductiva Hugo Garzón, el control ginecológico con papanicolaou es importante luego de un año de haber iniciado vida sexual y al menos cada 2 años.

Cuando las mujeres pasan los 30 años -dice el especialista- se pueden añadir las pruebas de identificacion de la cepa viral (test de papiloma oVPH).

No realizarse este tipo de controles periódicamente pueden traer consecuencias en la mujer. Eulalia M. perdió hace poco el útero. Pese a que inició su vida sexual a los 17 años, hasta cumplir los 45 únicamente se realizó cuatro chequeos. El último reveló una alteración en las células de su cuello uterino.

Se enfrentó al cáncer por este mal 11 meses hasta que los médicos decidieron realizarle la operación. Fernando Endara, ginecólogo y colposcopista de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca), afirma que la mayoría de casos de cáncer de útero que se detecta en esa casa de salud se debe a la falta de chequeos oportunos durante toda la vida sexual.

[[OBJECT]]

En Ecuador, la segunda causa de muerte de las mujeres por cáncer es precisamente de útero. El año pasado, el Registro Nacional de Tumores reveló que el 15,8% de 100 000 habitantes padeció esta dolencia.

Liliana R. también recibió un examen de papanicolaou positivo, es decir, con anormalidades. Aunque a diferencia de Eulalia, su nivel de contagio era menor (NIC 2).

El papiloma se desarrolla en cuatro fases, la última (después del NIC 3) es denominada como in situ, el cáncer ya está presente. Los tratamientos ayudaron a Liliana, de 37 años, quien ahora se mantiene en observación cada seis meses.

Los papanicolaou sí pueden tener falla. Así lo asegura la Sociedad Americana de Cáncer. Aunque lo considera una prueba vital para detectar la presencia del virus, sí podría fallar un especialista en su diagnóstico. Una variedad de factores puede contribuir a un resultado negativo falso -dice GeoSalud, a través de un informe del Instituto Nacional de Cáncer de EE.UU.). Un resultado de la prueba de papanicolaou "negativo falso" puede demorar el diagnóstico y tratamiento de una condición precancerosa.

Sin embargo, los exámenes hechos con regularidad y que pasados los 30 años el especialista sugiera a la paciente realizarse un test de VPH disminuye el riesgo de contraer cáncer, opina el doctor Garzón.

Los tratamientos para expulsar el virus dependen del grado de contagio. Según explica Endara, en el nivel 1 se debe realizar observación cada seis meses o cada año para ver que la lesión en las células no avance.

A partir del grado 2 hasta el grado 3, en los cuales están afectados hasta los tres tercios del cuello uterino, se debe retirar la lesión por medio de un cono. Cuando ya existe cáncer in situ y cáncer invasor, el especialista sugiere los tratamientos que pueden ir desde la radioterapia, la quimioterapia hasta la extracción de los órganos afectados.

No olvide

Es recomendable que acuda al ginecólogo con regularidad. Los chequeos deben incluso ser programados entre usted y el profesional de la salud para tener un registro con su historia clínica.

Los especialistas recomiendan que antes de los 30 años, la mujer se realice un papanicolaou máximo cada tres años. Pasados los 30 se sugiere que sean cada uno o dos años máximo.

Pasados los 40, dependiendo de la necesidad y la historia clínica de la paciente, los papanicolaou deben realizarse al menos una vez al año. A la vez, el control debe estar acompañado de un eco vaginal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)