27 de October de 2013 00:03

Sistema de onda corta elimina las plagas que hay en la madera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2

Parecen doctores, pero no lo son. Aunque utilizan estetoscopios, no pretenden conocer el ritmo cardíaco de una persona. Ellos son ingenieros agrónomos y su trabajo es determinar el estado de la madera para acabar con las plagas que hay en ella. El ecuatoriano Francisco Espíndola y los brasileños Mario Giehl y Mauricio Entriger trajeron a Ecuador un nuevo sistema de control de plagas en madera.

Con un equipo de tecnología israelita ingresaron en el mercado ecuatoriano para controlar las termitas que se acumulan, con el paso de los años, en la madera seca. El equipo que usan tiene un magnetrón de 2450MHz de frecuencia y una potencia variable de hasta 1000 W, que genera ondas cortas capaces de calentar la madera desde el interior hasta el exterior.

Espíndola cuenta que el uso de esta tecnología no es nociva con el medioambiente ni tampoco tóxica con el ser humano. Cuando la madera tiene plagas, normalmente se usaban gases como la fosfina para acabar con ellas. Pero este magnetrón emite las ondas de forma direccionada, para acabar directamente con los insectos.

Es como un microondas de hogar. Cuando este implemento de línea blanca es conectado emite ondas que chocan internamente para calentar los alimentos. De la misma manera, sucede con este equipo. Al emitir las ondas direccionas estas llegan hasta las plagas.

¿Por qué las mata? Giehl explica que cuando las ondas cortas alcanzan la estructura celular de la madera y de la plaga que en ella habita, se produce un movimiento vibratorio en las moléculas de agua presentes en la zona.

Este movimiento vibratorio eleva las temperaturas hasta un máximo de 110 grados centígrados, resultando mortal para estos insectos. Por eso, al compararlo con un microondas, se puede decir que es 10 veces más potente.

¿En qué tiempo mueren las plagas? Al ser un proceso direccionado, con un cabezal que trabaja en pedazos de madera de 30 centímetros de ancho por 30 centímetros de largo, su duración de es de 30 segundos aproximadamente.

Sin embargo esto dependerá de la densidad y el tamaño de la madera que va ser intervenida.

El aparato elimina todos los insectos. Espíndola explica que las plagas más comunes son las xilófagas, como las termitas y polillas, que se acumulan por la humedad.

Los hongos también son destructivos, porque sirven como puertas para que entren los insectos.

Después del proceso, los ingenieros evalúan el trabajo, garantizando éxito en su intervención.

Los ingenieros de la empresa Ecolatina cuentan que este procedimiento no es factible en materiales mecánicos ni de hierro. Tampoco se puede aplicar, por ejemplo, en vidrio. Hasta el momento, la compañía ya ha realizado pruebas de demostración en la Iglesia de la Compañía, en Quito.

La aplicación real

  • La empresa ha trabajado  en otros países como España y Brasil. Por ejemplo, en el Museo de Mar de Brasil han laborado en embarcaciones de miniatura, en las que se han acumulado plagas.
  • El procedimiento puede ser  utilizado en techos, ventanas, vigas, puertas, muebles, tarimas, revestimientos de madera y otros. La aplicación es direccional en las superficies.
  • El precio  depende de la superficie en la que se trabaje. La empresa ya está haciendo pruebas en el país. Ellos son los distribuidos autorizados de la tecnología israel.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)