16 de February de 2014 00:04

5 paradas de buses se iluminan con energía solar en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1

La luz de las paradas se enciende automáticamente a partir de las 18:00, sin necesidad de conexión con la red de alumbrado público. Durante el día la energía de los rayos solares se acumula en dos baterías.

Se trata de cuatro paradas demostrativas que la Empresa Eléctrica Quito (EEQ) colocó desde el Centro Comercial El Bosque hasta el sector La Delicia, a lo largo de la av. Occidental, en el norte de la capital. Y una última parada está en el parque lineal de Guayllabamba, a una distancia aproximada de 40 kilómetros de Quito.

En este tipo de proyectos se aprovecha la radiación solar para convertirla en electricidad. "La radiación del sol puede ser aprovechada para cualquier cosa en especial para calentar un fluido de líquido o de aire en cualquier parte", explica Milton Balseca, director de proyectos de energía renovable de la EEQ.

Cada una de las paradas posee dos paneles solares con 160 vatios y dos baterías ubicadas en la parte inferior. Estos elementos se han colocado fuera del alcance de los usuarios con el objetivo de que no sean manipulados ni destruidos.

Mariana Yanchapaxi utiliza la parada que está cerca del Centro Comercial Ipiales del Norte como punto de encuentro con su hijo. Todas las noches ella espera en este lugar a que llegue el bus escolar de su pequeño. "La luz de la parada es fuerte y permite ver si alguien sospechoso se acerca", comenta esta moradora de la zona.

Las estaciones tienen focos con tecnología LED que les permite brillar sin la necesidad de que haya una red eléctrica.

Balseca señala que su funcionamiento es constante ya que no es necesario tener un día soleado para acumular energía, basta que haya claridad.

Estos equipos fotovoltaicos están elaborados de poliéster reforzado con fibra de vidrio y protección contra la intemperie y los rayos ultravioletas. Además, tienen sensores que registran la luz solar en las mañanas para que se apaguen automáticamente.

La ventaja es que esta energía puede ser regulada. Es decir, si a las 23:00 no hay personas dentro de las paradas la intensidad de luz se puede disminuir, indica el director de proyectos.

Las paradas se instalaron a fines de noviembre del 2013, pero los funcionarios de la EEQ colocarán más en otros sitios.

Esta iniciativa aporta al cuidado del medioambiente, porque es energía limpia disponible las 24 horas y es gratuita.

Los paneles solares fotovoltaicos cuestan entre USD 20 y USD 600. Estos valores dependen de la marca y la capacidad de producción de energía.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)