6 de October de 2013 00:03

Investigadores ecuatorianos promueven proyectos teóricos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5

Una pizarra llena de fórmulas. Unos cuantos libros y revistas regados sobre el escritorio y una computadora con acceso al mundo externo. Estos son los únicos implementos, accesorios o requisitos que necesitan para investigar.

En el cuarto piso de la Facultad de Ingeniería de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad Central del Ecuador se encuentra el Instituto Superior de Posgrados e Investigación. Ahí, una puerta de hierro deja entrever un lugar de estudio, donde Petronio Álvarez, ­ Douglas Moya y Borys Álvarez permanecen más de 8 horas al día.

Petronio y Borys son hermanos y junto con Moya, físico y docente jubilado de la Escuela Politécnica Nacional, son parte del núcleo de investigación de la Universidad Central. En enero del 2012, el rector de la institución superior, Édgar Samaniego, dispuso la creación de un grupo de investigación.

Los hermanos Álvarez y Moya están encargados de las ciencias exactas. El proyecto no es utópico, pero sí a largo plazo. El objetivo de los catedráticos, por el momento, es potencializar la investigación.

¿Cómo lograrlo? Sentados frente a frente, en la pequeña aula, los científicos están claros al decir que la prioridad máxima de los proyectos actuales es sentar las bases teóricas del análisis matemático, ecuaciones en derivadas parciales y dinámica de fluidos, simetría molecular y química cuántica, sistemas dinámicos y física médica.

¿Qué tipo de aplicativos podrían surgir de estas investigaciones? Solo en un futuro se puede hablar de aplicativos. La intención principal de los científicos es consolidar las bases teóricas de la física y la matemática. El objetivo primordial es desarrollar una investigación teórica. Es decir, análisis, fórmulas, ecuaciones; un lenguaje complejo para el común de los mortales, pero apasionante para quienes la comprenden.

La meta es clara: consolidar núcleos de investigación. El problema es que en Ecuador hay la tradición de crear proyectos con tiempo y aplicaciones definidas. Esto está mal, según los científicos, pues los aplicativos son consecuencia de los principios teóricos. "Si los aplicativos son inmediatos, no tienen sustento teórico". Esto cree Borys Álvarez, quien explica que por este motivo el país sigue siendo importador de tecnología.

Su hermano también piensa lo mismo. Solo a partir de la consolidación de conocimiento se puede realizar un cambio significativo. Es por eso que el objetivo es sembrar semillas y desarrollar aspectos teóricos. Y es cómo no profundizar este conocimiento, si "el lenguaje de Dios es la matemática". Para Moya si no se explora esta área no se puede conocer el universo.

Para los investigadores el aprendizaje es un vicio. En el intento, los científicos se alían solamente a su dedicación y al gran anhelo de sentir placer por algo físicamente desconocido.


Más de los científicos

Petronio Álvarez  se graduó en la Escuela Politécnica Nacional en Física de Partículas, en el 1994. Su doctorado lo siguió en la Universidad de Carolina del Sur en EE.UU, en el 2002.

Borys Álvarez  culminó sus estudios universitarios en la EPN. Tiene una maestría en Matemática en el Instituto de Matemática Pura y Aplicada (Brasil), donde también hizo su doctorado.

Douglas Moya  estudió Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones en la EPN. Hizo un posgrado de Física en la U. de Colombia. Cuenta con reconocimientos por su labor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)