2 de February de 2014 00:02

Los estudios no se detienen con el fin de dar respuesta al cáncer

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las mujeres son las más propensas a desarrollar cáncer, según los estudios mundiales. El tumor de cuello uterino es el más frecuente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Ecuador, el cáncer de estómago es el de mayor incidencia mortal, ya sea en hombres o mujeres.

Amparo Basantes, oncóloga clínica del Hospital Metropolitano, explica que los estudios son compartidos entre países para contar con el número suficiente de pacientes y colaboran los centros de investigación a escala mundial.

Las investigaciones se centran en los cánceres de mayor prevalencia. Entre 50% y 80% de mujeres que padecen cáncer de mama, por ejemplo, logra curarse con tratamientos que se administran antes de pasar por el quirófano, según los expertos que participaron en el X Congreso Internacional de Cáncer de Mama que se celebró en Madrid en el 2013.

En Ecuador los médicos oncólogos coinciden en que los pacientes llegan a la consulta en estadios tardíos de la enfermedad y esto hace difícil que se les programe tratamientos adecuados a tiempo.

Esto contrasta con lo que sucede en EE.UU., en donde el cáncer es la segunda causa de muerte. Ahí los avances en la detección, diagnóstico y tratamiento del cáncer han elevado el índice de supervivencia. Cerca de 68% de toda la gente diagnosticada con cáncer estará viva cinco años después del diagnóstico.

Actualmente en varios países se realizan estudios clínicos con los mismos pacientes, pero deben ser analizados con el médico de cabecera por sus riesgos y beneficios.

Las mejoras con la inmunoterapia

La inmunoterapia contra el cáncer, método que se elaboró por décadas, encabezó la lista de los 10 avances científicos del 2013. El 'ranking' lo fijó la revista especializada Science.

El tratamiento consiste en influir en el sistema inmunológico del paciente en vez de impactar el propio tumor, de manera que sea el mismo sistema de la persona el que empiece a luchar contra las células cancerígenas en su cuerpo.

También ayuda a alterar las células tumorales, aumentando así su probabilidad de desencadenar una respuesta inmune, o haciéndolas más susceptibles de ser dañadas por el sistema inmunitario.

Los científicos internacionales comprobaron que el cáncer de varios pacientes fue tratado por efecto de la inmunoterapia, algo que la convierte en el punto de viraje para los estudios de esta enfermedad.

Según el informe publicado por la compañía biofarmacéutica Bristol-Myers Squibb, que produce el tratamiento inmunológico para el melanoma, de los 1 800 pacientes curados en el año 2010, el 22% sigue vivo tres años después. El reporte marcó una eficacia de recuperación que antes había sido inalcanzable, incluso para pacientes que estaban en las etapas de cáncer más avanzadas.

Hasta el momento no es posible confirmar el efecto definitivo del método, ya que faltan estudios. Solo se ha comprobado los efectos de este tratamiento entre un grupo muy limitado por eso no se puede establecer en qué tipo de tumores se puede aplicar.

Otras terapias para cáncer óseo

Investigadores mexicanos anunciaron en el 2013 el hallazgo de un método efectivo en pruebas de laboratorio para eliminar el cáncer óseo en menos de 15 minutos, sin dañar las células sanas como sucede con la quimioterapia.

Los científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) emplearon nanotecnología e hipertermia magnética para lograr estos resultados.

El equipo, dirigido por la especialista Dora Cortés, encontró que se trata de un método "menos invasivo y riesgoso que los existentes, pues no es necesario extirpar el órgano afectado", y "más económico porque requiere menos sesiones".

Héctor Sánchez, científico del proyecto, señala que la principal ventaja de este tratamiento es que no es invasivo, ya que se inyectan partículas y se redireccionan al área afectada. La terapia de hipertermia magnética consiste en aumentar la temperatura del tejido canceroso a través de nanopartículas que se sintetizan para que células cancerosas no reciban oxígeno y mueran.

Especialistas ecuatorianos indican que el cáncer de hueso se desarrolla por una metástasis de otro tipo de cáncer.

El Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) de México también desarrolló otra técnica para erradicar este cáncer. Se trata de la aplicación de calor en las partes afectadas. Esta técnica fue usada en más de 200 pacientes candidatos a amputación.Esto funciona a través del calor que se obtiene del agua que se evapora y se aplica al hueso. Lo que hace el calor es quemar las células tumorales, que no regulan bien el calor y mueren.

Los vitamínicos tienen su riesgo

Las personas que fuman o tienen cáncer de pulmón deberían pensar dos veces antes de tomar vitamínicos, según un estudio de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia.

Este informe demostró que ciertos antioxidantes pueden impulsar el crecimiento de los tumores malignos.

Los suplementos de vitaminas antioxidantes aceleran el desarrollo de las lesiones precancerosas y el cáncer de pulmón en etapa precoz, indicó el estudio publicado en la revista médica estadounidense Science, que aclara por primera vez este mecanismo.

Los suplementos como las vitaminas permiten neutralizar los radicales libres producidos por el organismo y que son perjudiciales debido a que su alto poder oxidante puede dañar las células, acelerar el envejecimiento y causar esta enfermedad.

Para esta investigación, ratones genéticamente modificados para desarrollar pequeños tumores recibieron suplementos de vitamina E y un medicamento antioxidante.

Estos hallazgos fueron replicados en dos modelos de investigación diferentes, de ratones y de células cancerosas pulmonares 'in vitro', según el investigador.

Las conclusiones del estudio indican que las personas que tienen pequeños tumores no diagnosticados en su pulmón, como los fumadores, deberían evitar los suplementos de antioxidantes. En Ecuador no se han realizado estudios relacionados con esta patología y el consumo de vitaminas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)