22 de enero de 2018 00:00

El teatro y la danza tienen más difusión

La Capilla. Está abierta en San Blas, en la calle Antepara y Los Ríos. Fotos: Cortesía de David Guzmán, María Fernanda Mejía y Eduardo Mosquera

La Capilla. Está abierta en San Blas, en la calle Antepara y Los Ríos. Fotos: Cortesía de David Guzmán, María Fernanda Mejía y Eduardo Mosquera

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Gabriel Flores
Redactor (I)
gflores@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con un show de Carlos Michelena, que se realizó a inicios de noviembre del 2017, se inau­guró Multiteatro, una sala de artes escénicas ubicada dentro del centro comercial El Recreo, en el sur de Quito.

Desde entonces, en este espacio -con un aforo para 300 personas- se han presentado varios artistas que son referentes dentro de la escena local, como Martha de Salas, Eduardo ‘El Mosquito’ Mosquera, Christoph Baumann, Pablo Aguirre y Alfredo Espinosa.

La apertura de esta sala fue una iniciativa de Mosquera. Desde que salió de la Escuela de Teatro, este actor y los distintos grupos con los que ha trabajado habían buscado espacios adecuados para presentarse en el sur de la ciudad, pero hasta el año pasado esa búsqueda había sido infructuosa.

“Un día estaba parado viendo la cartelera de Multicines y se acercó uno de los jefes. Nos pusimos a conversar y le hablé de la importancia de abrir una sala de teatro en el sur de Quito. Él me recomendó hablar con los dueños de la empresa y el proyecto salió”, explica.

Mosquera, actual programador de la sala, cuenta que el inicio fue difícil, porque la gente pensaba que las obras se iban a proyectar y no a presentar en vivo. En las últimas semanas, la dinámica ha cambiado gracias al boca a boca. “La gente viene -dice- disfruta de la obra y la recomienda a su familia, amigos y vecinos. Así funcionan las cosas en el sur”.

Perla teatro. Está ubicado en Cotocollao (Aurelio Espinosa Pólit y Pedro Muñoz).

Perla teatro. Está ubicado en Cotocollao (Aurelio Espinosa Pólit y Pedro Muñoz).

Una de las obras con más acogida es ‘Ladies Night’ que cerrará su temporada este domingo 28 de enero. Entre las actrices que visitarán próximamente este espacio están Juana Guarderas y Martha Ormaza, que presentarán una de las piezas de Las Marujitas.

Al otro extremo de la ciudad, en Cotocollao, desde mayo del 2017 funciona el Teatro Perla Rosa Calaña. La iniciativa de abrir esta sala, que antes se ubicaba en la avenida Vaca de Castro, fue del actor y director cubano Humberto Calaña.

La primera obra que se presentó en esta sala -que cuenta con un aforo para 30 personas- fue ‘Cuentos de papel’, del Taller de Títeres. Gio Valdivieso, programadora de este espacio, cuenta que en estos nueve meses se han presentado alrededor de 40 funciones de distintos géneros escénicos.

Como muchas salas independientes de Quito (según un estudio de la economista Gabriela Montalvo publicado en el 2014, en la ciudad existen 50 salas de teatro independiente), esta se halla abierta gracias a la autogestión. Valdivieso cuenta que pagan USD 230 mensuales por el arriendo del local.

Multiteatro. Funciona en una de las salas de Multicines de  C. C. El Recreo.

Multiteatro. Funciona en una de las salas de Multicines de C. C. El Recreo.

Tal como en El Recreo, el ­público que ha llegado al Perla ha sido gracias al boca a boca. “A la gente que viene lo que más le gusta es la cercanía que pueden tener con los artistas”, sostiene Valdivieso.

Otra de las actividades que se ha estimulado en esta sala son las funciones de microcine. Este domingo, a las 11:30, por ejemplo, se proyectará una serie de cortos infantiles de distintas partes del mundo.

En la calle Antepara, en el Centro de la ciudad, funciona La Capilla. A finales de diciembre este espacio -con un aforo para 100 personas- fue la sede la cuarta edición del Encuentro de Danza Experimental A Cielo Abierto.

Fernando Cruz es el director de este espacio. Él cuenta que, desde su apertura, en esta sala además de las presentaciones se han ofrecido clases y talleres de danza contemporánea, con la presencia de los maestros Óscar Santana, Laura Alvear, María Luisa González y Cristina Baquerizo.

A criterio de Cruz, la importancia de la existencia de estos espacios independientes para las artes escénicas está en­focada en las relaciones de comunidad que se pueden tejer con los vecinos del barrio. “Hemos formado -dice- una red con los locales que hay en esta calle, para que la gente siempre esté al tanto de las actividades que hacemos”.

El arriendo de este lugar tiene un costo de USD 350 al mes. El dinero lo obtienen, en parte, de la taquilla de las presentaciones y el resto gracias a subarriendos para residencias artísticas. La próxima función se realizará el viernes 9 de febrero, a las 19:30. Cruz cuenta que la función será una retrospectiva del maestro Kléver Viera, uno de los íconos de la danza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)