27 de abril de 2018 20:01

Después de 25 años Spielberg reveló secretos de 'La lista de Schindler'

La famosa película de 'La lista de Schindler' envolvió a Spielberg para producirla pero él afirma fue difícil revivir los hechos. Foto: Tomada de Infobae.

La famosa película de 'La lista de Schindler' envolvió a Spielberg para producirla pero él afirma fue difícil revivir los hechos. Foto: Tomada de Infobae.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Infobae - Red de Noticias Albavisión

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Veinticinco años después de su estreno, Steven Spielberg volvió a ver 'La lista de Schindler' (1993) en un cine y acompañado del elenco gracias a la retrospectiva que le dedicó el Festival de Tribeca, en Nueva York.

El director confesó que en un principio tuvo miedo a que la gente no creyese que la historia era real, tanto por lo inverosímil de la trama como por el hecho de que la dirigiera un cineasta como él, que venía de rodar 'E.T.', y por ello grabó esa escena final con los sobrevivientes reales a los que salvó Schindler.

Spielberg aseguró que se sentía "muy orgulloso" de la película y que no se ha sentido así de 'realizado' con ninguna de las que ha dirigido después, pese a que le costó diez años aceptar el encargo.

Es que en 1982, le enviaron una crítica del libro que inspira la película, 'El arca de Schindler', pero le llevó un mes leérselo, ya que estaba repleto de datos y no imaginaba cómo podía llevar a la gran pantalla un relato tan "denso". Finalmente, le enviaron un guión y, tras leerlo entre lágrimas, decidió que se embarcaría en el proyecto pese a estar inmerso en el rodaje de 'Parque Jurásico'.

Contó que rodar la escena de las cámaras de gas fue duro para él ("Fue el día más traumático de mi vida", dijo) y para las actrices, algunas de ellas judías polacas que "no estaban actuando", sino "experimentado" el horror de las cámaras de gas, y varias de ellas sufrieron crisis de ansiedad y estuvieron días sin rodar.

Otro momento desagradable lo vivió cuando en mitad del rodaje una vecina polaca vio a un actor enfundado en su uniforme de las SS y gritó que ojalá los nazis volviesen para 'protegerlos'.

El director reveló cómo consiguió mantener su ánimo esas semanas: Robin Williams lo llamaba cada día y durante 15 minutos se esforzaba en hacerlo reír. "Nunca se despedía. Siempre me colgaba cuando escuchaba mi carcajada más sonora", explicó.

También aprovechó para aclarar dos rumores que circulan en la red: nunca ofrecieron a Mel Gibson interpretar el papel de Oskar Schindler, pero los productores sí que barajaron a Martin Scorsese como posible director.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)