17 de julio de 2015 15:58

40 jóvenes de Santo Domingo participan en charlas de sexualidad

Las charlas se dictarán una vez por semana. La metodología es con dinámicas y juegos. Al final se evaluará a los jóvenes sobre lo que aprendieron en el curso. Foto referencial: Archivo

Las charlas se dictarán una vez por semana. La metodología es con dinámicas y juegos. Al final se evaluará a los jóvenes sobre lo que aprendieron en el curso. Foto referencial: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Victoria Espinosa
Redactora (I)

Las risas y los murmullos se escuchaban en el auditorio del centro de Salud Augusto Egas de Santo Domingo, en el occidente de Ecuador. Este comportamiento se hacía más notorio cuando una de las expositoras hablaba sobre relaciones sexuales. Los jóvenes, de entre 16 y 19 años, asisten a las charlas que realiza el Distrito 1 de Salud de la provincia de los Tsáchilas y que durarán seis semanas.

Para Gladys R, de 17 años, al principio era incómodo hablar de sexualidad con sus compañeros. Pero luego entendió que la salud sexual es un derecho y que por ello deben informarse. Ahora ella es quien dialoga del tema con sus padres. “Es bueno que en la familia haya comunicación. Solo así ellos saben lo que pienso y pueden guiarme”.

Ese es justo uno de los objetivos del taller, según Alexandra Sarango, encargada de las charlas. Los jóvenes deberán formarse para replicar el taller con sus familias y también en los colegios. Ella asegura que las capacitaciones se realizan cada año desde el 2010.

Para ella ha sido satisfactorio poder ayudar a los jóvenes. “Hemos tenido casos de enfermedades de transmisión sexual en años anteriores, pero logramos que recibieran atención oportuna y además que aprendan sobre los riesgos de las relaciones sin la suficiente responsabilidad”.

Camila A, de 17 años, es estudiante de un colegio de la parroquia Alluriquín. Ella se inscribió al taller porque quiere guiar a sus compañeros. Ella asegura que los jóvenes de la institución tienen muchas dudas y que por vergüenza no preguntan a sus padres. “A veces por creernos mejores mal informamos a nuestros amigos y luego ellos toman decisiones que no son buenas para su futuro. Tengo amigas de mi edad que han sufrido abortos o ya tienen bebés”.

Las charlas se dictarán una vez por semana. La metodología es con dinámicas y juegos. Al final se evaluará a los jóvenes sobre lo que aprendieron en el curso. Además se dará acompañamiento a los estudiantes para cuando vayan a replicar el taller.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)