1 de December de 2011 12:32

Vaticano pide acceso a terapias contra sida para todas las capas sociales

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


El Vaticano pidió este jueves el acceso a las terapias contra el sida para “todas las capas de la sociedad” y defendió de nuevo la “abstinencia” y la “fidelidad conyugal” como método para evitar el contagio.

En un mensaje divulgado con ocasión de la Jornada Mundial contra el Sida, el Consejo Pontificio para la Salud reconoce que muchas de las víctimas que han fallecido por la enfermedad se hubieran podido salvar “si hubieran tenido un tratamiento adecuado, como el conocido como terapia antiretroviral”.

En el mensaje, la iglesia católica pide el acceso “universal” a las terapias para “todos los pueblos y para todas las capas sociales”.

El comunicado, firmado por el arzobispo Zygmunt Zimowski, presidente del consejo pontificio, invita también a promover “la prevención de la transmisión de madre a hijo y la educación a estilos de vida que incluyan una aproximación correcta y responsable a la sexualidad”.

“Este es también un momento privilegiado para relanzar la lucha contra el prejuicio social”, añadió.

Se estima que 1 800 000 personas mueren cada año a causa del sida, principalmente en África, el continente más azotado por la enfermedad y donde viven 22,9 de los 34 millones de contagiados en el mundo.

“No se justifica más la transmisión de la infección de madres a hijos”, sostiene el representante del Vaticano.

Para la jerarquía de la Iglesia, “sigue siendo fundamental la formación y la educación de todos y en particular de las nuevas generaciones, a una sexualidad basada en 'una antropología anclada en el derecho natural e iluminada por la Palabra de Dios”, subraya el texto.

“La Iglesia pide un estilo de vida que privilegie la abstinencia, la fidelidad conyugal y el rechazo de la promiscuidad sexual (...) para lograr un desarrollo integral de la persona”, reitera la nota.

La Iglesia, más que condenar el uso del preservativo como método de prevención, lo que es rechazado por organizaciones internacionales y humanitarias, exige “una respuesta médica y farmacéutica”, a la vez que reconoce que se trata de un problema “antes que nada ético”, según “la exhortación apostólica” para África firmada en noviembre pasado por el papa Benedicto XVI.

El tema ha generado debate, sobre todo después de que en 2009, durante su primer viaje a África, el Papa rechazara el uso del preservativo para luchar contra el sida, porque “agrava el problema”, generando una lluvia de reacciones negativas de numerosos países.

El año pasado, en forma sorpresiva, Benedicto XVI aceptó el uso de preservativos tanto por mujeres como por hombres para evitar la propagación del sida a través de la prostitución, en un libro entrevista presentado oficialmente en el Vaticano.

La apertura del Papa al uso del preservativo “en ciertos casos”, si bien no cuestiona su prohibición en la doctrina de la Iglesia, constituyó un paso importante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)