19 de March de 2013 11:25

La felicidad no depende de las calorías

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Tal vez usted conoció (o es una de esas personas) a quien solo le falta utilizar la calculadora para contar cada una de las calorías que come, pensando en que cada una de ellas es culpable de no tener el cuerpo deseado.

“Les han hecho una pésima fama, pero, sin las calorías, no podríamos hacer nada, pues las necesitamos para todos los procesos”, manifestó la nutricionista Silvia Quesada.

“Se habla de que debemos consumir de 2,000 a 2,500 calorías al día, la idea es saber cómo distribuirlas. No existe una receta mágica para todo el mundo. Eso depende de la edad, sexo, nivel de actividad física y hasta del metabolismo de la persona”, explicó.

Su colega Marisol Chavarría es de la misma opinión y añade que el problema no radica tanto en la cantidad de calorías que se consumen, sino en su procedencia. 

“No es lo mismo las calorías provenientes del azúcar que de los carbohidratos o de las grasas. Algo con más calorías, pero con proteínas, es mejor que algo con menos calorías, pero más grasa”.

Quesada agrega: “Las proteínas que se encuentran en las carnes tienen un aporte calórico más alto, pero también son de mayor utilidad para el cuerpo”.

¿Qué hacer? Quesada y Chavarría coinciden en que lo importante no es obsesionarse con el número de calorías que se consumen, sino revisar que estas provengan más de proteínas (carnes), frutas y verduras, y menos de grasas y carbohidratos (harinas).

“Hay alimentos que tienen más de un grupo nutricional, eso no es problema. Incluso, uno puede pasarse del número de calorías un día. El problema no es pasarse uno o dos días, sino todos los días”, manifestó Quesada.

El ejercicio no deja de ser importante. El principal problema con las calorías se da porque las personas comen más calorías de las que el cuerpo necesita, y este entonces las comienza a reservar.

Para ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar 30 minutos diarios de actividad física, al menos, cinco veces por semana.

“No hay alimentos que sean culpables de engordar o de adelgazar. No hay que torturarse: uno puede darse gustos de vez en cuando, nada más hay que buscar el equilibrio”, señaló Chavarría.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)