14 de November de 2013 11:40

Cuidado con las condiciones climatológicas y su estado de ánimo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La palabra depresión se escucha con más frecuencia que en años anteriores. Reconocemos sus causas, más nunca se piensa que las condiciones climatológicas pudieran tener un impacto significativo en nuestro estado de ánimo. Este impacto puede notarse en la condición conocida como “depresión de temporada” o “Seasonal Affective Disorder” conocida por sus siglas en inglés como SAD.

La condición de la depresión de temporada, también conocida como “Winter Blues”, ocurre en ciertas temporadas más que en otras del año, en particular en el invierno, aunque se han reportado casos menos frecuentes en temporada de verano.

La condición de la “depresión de temporada” o SAD puede comenzar a presentarse durante la adolescencia pero en la mayor parte de los casos se da en la adultez. La prevalencia de la condición es más común en las mujeres con un 75 % por ciento, de acuerdo a información de los Institutos Nacionales de la Salud y la Asociación Americana de Psiquiatría.

La razón para que se desarrolle la condición se debe a que los inviernos son más largos y oscurece más temprano. La cantidad de luz solar es menor y nuestro cerebro, al no procesar la luz solar como en otras estaciones, disminuye la producción del neurotransmisor conocido como serotonina. La serotonina impacta nuestro estado de ánimo y, por consecuencia, se desarrolla la condición. No es necesario tener un historial de salud mental previo para desarrollar la condición.

De acuerdo a los Institutos Nacionales de la Salud, los síntomas tienden a presentarse durante los meses de otoño e invierno. Estos son similares a los de otras formas de depresión clínica, como: desesperanza, aumento en el apetito y por consecuencia aumento de peso, aumento en el patrón del sueño, disminución en los niveles de energía y concentración, falta de interés en actividades diarias, movimientos lentos, tendencia al aislamiento social y sentimientos de irritabilidad y tristeza.

La condición de la depresión de temporada, de acuerdo a varios autores, puede convertirse en una depresión severa y la presencia de pensamientos con ideas de muerte podría estar presente. Es por tal razón que, de tú o un ser querido presentar estos síntomas no dude en consultar con su profesional de la salud como su médico personal o un profesional de la salud mental. El tratamiento para la condición es similar al de otros tipos de depresión con la utilización de antidepresivos y psicoterapia. Mas para su tratamiento se utiliza también la terapia de luz o “light therapy”. La utilización de la terapia de luz consiste de una lámpara, la cual es recetada por su médico y provee los efectos similares a los rayos solares aumentando los niveles de serotonina. Los beneficios de este tratamiento se comienzan a notar entre las 3 y 4 semanas de iniciado el tratamiento. Esta resulta altamente efectiva, de acuerdo a fuentes de los Institutos Nacionales de la Salud.

Consejos para prevenirla y tratarla:

No debe sentirse cohibido o avergonzado de buscar ayuda de sentir los síntomas de la depresión de temporada o SAD. Lo más importante para cuidar su salud y la de los suyos es informarse, reconocer los cambios en su estado de ánimo y buscar una opinión profesional.

  • Comparta y socialice con su familia y amistades. No see aísles, interacciona con otros, ya que el apoyo social es un factor preventivo y de tratamiento. Nada como sentirse parte de un grupo en el que se sienta apreciado e integrado.
  • Manténga una higiene del sueño saludable. Trate de no alterar su patrón del sueño. Consulte asu médico de tener dificultades en esta área, ya que el aumento excesivo en el sueño también puede resultar en efectos negativos en tu salud.
  • Comer saludablemente es un factor importante para mantener un organismo en óptimas condiciones. Ante los cambios climatológicos, evite el alcohol y el tabaco en exceso. A su vez, modera el consumo de alimentos altos en hidratos de carbono y azúcares.
  • Buena adherencia al tratamiento. Sigue las instrucciones sobre los medicamentos recetados por su profesional de la salud. De tener alguna duda consulta, pregunta es su salud y es importante sentirte apoderado en el manejo de esta.
  • Realizar ejercicios. Si por las inclemencias del tiempo no puede realizar ejercicios fuera del hogar, camina, sube y baja escaleras. Puede realizar ejercicios en su hogar por medio de vídeos y no olvide que con el simple hecho de que realizar sus tareas diarias, como recoger su casa, ya está en movimiento. Lo importante es mantenerse activo, ya que los climas fríos tienden a disminuir los niveles de energía.
  • Utiliza la terapia de luz (“Light therapy”). Sigue las instrucciones para su uso y presenta consistencia al tratamiento.

Lo más importante para el manejo de esta condición es informarse y consultar a su profesional de la salud. Recuerde que no está solo y que la identificación temprana será primordial en su tratamiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)