30 de abril de 2015 16:42

Gobierno ruso desconoce aún las causas de avería en el Progress M-27M

La imagen muestra al Progress M 27M el día que fue lanzada, 28 de abril. Foto EFE

La imagen muestra al Progress M-27M el día que fue lanzada, 28 de abril. Foto EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

El Gobierno ruso reconoció este 30 de abril que aún desconoce las causas de la avería en el carguero espacial Progress M-27M, lanzado el martes con destino a la Estación Espacial Internacional y que se precipita ahora hacia la Tierra sin que se sepa exactamente ni cuándo ni dónde caerán sus restos.

"Si tuviéramos en nuestras manos algo material, podríamos determinar qué es lo que ocurrió. Por el momento, nadie tiene versiones significativas. Es muy extraño. Démosles tiempo a los expertos", dijo Dmitri Rogozin, viceprimer ministro ruso, a medios locales.

Rogozin, quien presidió hoy una reunión especial sobre este asunto, destacó que "las causas del fallo deben ser establecidas en detalle" para reducir al máximo los riesgos para la fiabilidad de los aparatos espaciales rusos. Además, subrayó que el primer fallo en la historia de los Progress con influirá en el lanzamiento de naves tripuladas Soyuz y descartó, por el momento, posibles destituciones en las filas de la agencia espacial rusa, Roscosmos.

Las Progress, que se emplean desde hace 35 años, es uno de los grandes orgullos de la industria aeroespacial rusa, con un historial prácticamente inmaculado: hasta ahora sólo habían sufrido un solo accidente, en agosto de 2011, provocado por un fallo del cohete portador.

El Centro de Control de Vuelos Espaciales de Rusia perdió el control del carguero, lanzado desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) a las 07.10 GMT del martes, después de que éste quedara situado en una órbita errónea y dejara de enviar datos a la Tierra debido a que no se desplegaron todas sus antenas.

Todos los intentos por retomar el control de la nave automática, que debía llevar a la Estación Espacial Internacional cerca de 2,5 toneladas de suministros -combustible, oxígeno, alimentos, equipos científicos-, han sido hasta ahora infructuosos.

En cuanto a su caída sobre nuestro planeta, ésta podría producirse la próxima semana, entre el día 5 y 7 de mayo, según la corporación Energuia, fabricante de los cargueros, que precisó que muy probablemente casi todos sus elementos de la nave se desintegrarán en las capas densas en la atmósfera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)