4 de abril de 2015 23:00

Los robots se convierten en una guía educativa para el niño

El robot está en etapa de preventa hasta el 15 de mayo. Cortesía: Ciudad Yachay

El robot está en etapa de preventa hasta el 15 de mayo. Cortesía: Ciudad Yachay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 11
Redacción Sociedad (I)

Investigadores de la Escuela politécnica federal de Lausana (EPFL), en Suiza, crearon un sistema que ayuda a aprender a escribir, pero con la ayuda de un robot.

A diferencia de los tradicionales, este finge que no conoce las letras ni como agruparlas en palabras, para que los niños se vean forzados a enseñarle, con algunas guías que el propio robot da.

Así, el robot ocupa el lugar del profesor. El sistema ‘CoWriter’, como fue nombrado, fue presentado en la Conferencia de Interacción Humano-Robot en Portland, Estados Unidos, en marzo.

Utiliza un algoritmo que reproduce las fallas más comunes que presentan los niños al escribir. Forma parte de una nueva tendencia que busca vincular la robótica con el aprendizaje en
edades tempranas.

Ecuador ha dado algunos pasos en este campo. El pasado 1 de abril se realizó la presentación del nuevo robot Teebot, que es el primero con estas características en el país. Lo fabricó Clear Minds y EGM Robotics.

Se hizo con base en un software libre que permite a los niños aprender sobre robótica. El propósito es que los pequeños se interesen por las carreras conocidas como STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), explica Santiago Mosquera, gerente general de Teebot S.A.

Estás -agrega- son las que demanda la nueva era de la información y la comunicación, a escala mundial y que registran un déficit. En parte porque no ha existido una tradición de desarrollo e innovación tecnológica, en el caso ecuatoriano.

Para él, la ventaja de este desarrollo es que no solamente se programa en el computador, como ocurre con sistemas antiguos.

La diferencia es que el programa puede ser descargado a cualquier otro robot que soporte la aplicación, para que ejecute acciones, lo cual “es más atrayente” para el menor porque puede ver el resultado físico de sus esfuerzos, comenta Mosquera.

Programas como ‘Scratch’ o actividades como ‘La hora del código’, auspiciada por Microsoft, también permiten que los más pequeños se relacionen con el lenguaje de la programación; también hay tutoriales disponibles en línea.

La firma Clear Minds apunta a identificar, a través del uso de Teebot y sus otros programas, a las personas que tienen un interés por la tecnología para convertirse luego en un semillero de la nueva generación de profesional en el Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)