15 de noviembre de 2014 10:33

El robot Philae se 'duerme' en cometa por tiempo indeterminado

Esta imagen, cedida por la Agencia Espacial Europea (ESA), muestra la primera fotografía del módulo Philae de la sonda Rosetta de la ESA sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Foto: EFE

Esta imagen, cedida por la Agencia Espacial Europea (ESA), muestra la primera fotografía del módulo Philae de la sonda Rosetta de la ESA sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 21
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Agencia DPA

El minilaboratorio Philae suspendió su trabajo sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerassimenko al quedarse sin batería y entró en modo reposo por tiempo indeterminado, informó la Agencia Espacial Europea (ESA).


"Se perdió la señal. No hay más comunicaciones", señaló la ESA en un mensaje por Twitter después de la medianoche. Las baterías del laboratorio podrían recargarse cuando el cometa avance hacia el Sol, pero no es seguro que Philae vuelva a despertar alguna vez.

"Pudieron hacerse todos los experimentos", destacó hoy el jefe de la ESA, Paolo Ferri, en el centro de control de satélites de la agencia en Darmstadt.


Además, todos los datos científicos almacenados por el pequeño laboratorio pudieron descargarse con éxito. "Ahora seguimos adelante con 'Rosetta'", añadió Ferri. La sonda que trasladó el laboratorio en un vuelo de diez años seguirá al cometa en su viaje hacia el Sol y observará cómo reacciona ante el calor.

La misión está programada hasta diciembre de 2015. A más de 500 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, Philae aterrizó el miércoles en medio de una gran expectativa mundial y se convirtió en el primer objeto humano que logró situarse sobre un cometa. Un día más tarde comenzó su trabajo.

La batería del minilaboratorio podía durar en principio dos días y medio. Pero como aterrizó sobre un lado en sombras del cometa, no pudo recargarse como estaba previsto.

Pese a su mala posición, el laboratorio logró activar todos sus instrumentos y llegó incluso a recibir una orden para taladrar la superficie del cometa y extraer una muestra antes de apagarse.

La esperanza pasa ahora por que Philae recargue energía cuando el cometa se encamine al Sol. Los controladores llegaron a girarlo justo antes de que se apagara para que recibiera más luz. "En las próximas semanas se verá si eso funciona", señaló Ferri.


Entre tanto, los investigadores ya sacaron sus primeras conclusiones. En el cometa reina una oscuridad absoluta y huele a huevo podrido. El cuerpo necesita casi siete años para completar una vuelta alrededor del Sol. Cuanto más se acerca, más gases emite y más hielo se evapora.

Los datos enviados por el minilaboratorio comenzarán a ser ahora analizados en detalle por los expertos para determinar aspectos como la composición del suelo del cometa o su temperatura. La histórica misión pretende averiguar más sobre la formación del sistema solar hace 4 600 millones de años y asomarse al pasado más remoto el universo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (3)