14 de noviembre de 2014 15:50

El robot Philae aterrizó tres veces en el cometa 67P

La ESA recibió hoy, 13 de noviembre, la primera foto del cometa en el que el módulo Philae aterrizó exitosamente. Foto tomada de Twitter/ @Philae2014.

La ESA recibió el 13 de noviembre, la primera foto del cometa en el que el módulo Philae aterrizó exitosamente. Foto tomada de Twitter/ @Philae2014.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0

Redacción Tecnología

Después de una ardua noche de trabajo, el robot Philae se estaría quedando sin energía. "¡Hola Tierra! Tuve una noche muy activa en el cometa. Estoy de nuevo en contacto con mi equipo", dijo Philae en su cuenta de Twitter animada por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Desde que aterrizó el robot en el cometa 67P el 12 de noviembre, los científicos y expertos en dinámica de vuelo e ingenieros de la Agencia Espacial Europea; del Centro de Control del Módulo de Aterrizaje en Colonia, Alemania; y del Centro de Operaciones, Navegación y Científico de Philae en Toulouse han estado estudiando los primeros datos recibidos.

Según el portal web de la ESA, los datos recabados han revelado que el módulo de aterrizaje no solo aterrizó en este cuerpo celeste una vez, sino tres. Los análisis indican que los arpones no se dispararon, y parece ser que Philae estuvo girando tras el primer aterrizaje, con lo que volvió a separase de nuevo de la superficie.

Stephan Ulamec, responsable de Philae en DLR, la Agencia Espacial Alemana, informó de que Philae tocó la superficie a las 15:34, 17:25 y a las 17:32 GMT (hora del cometa – la señal tarda 28 minutos en llegar a la Tierra vía Rosetta). Estos datos fueron recibidos por medio de equipos como el analizador de campo magnético ROMAP; MUPUS; y los sensores en el mecanismo de aterrizaje, activados tras el primer impacto.

Los científicos confirman que el primer aterrizaje se produjo dentro de la zona prevista. Esto se confirmó mediante la cámara Rolis instalada en el módulo de Philae. Estas tomas se combinan con las fotografías registradas con cámara Osiris a bordo de Rosetta.

Pero después, la sonda se levantó de la superficie de nuevo, durante una hora y 50 minutos. En este transcurso de tiempo viajó alrededor de un kilómetro más a una velocidad de 38 centímetros por segundo. Según la ESA, es en este lapso de tiempo que dio un segundo bote, viajando a unos tres centímetros por segundo y aterrizando en el lugar donde finalmente se ha quedado, siete minutos después.

Hasta el momento el robot de exploración ya usó su taladro de perforación en el cometa pero no es seguro de que tenga energía suficiente para volver a entrar en contacto con la Tierra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)