2 de June de 2015 20:47

El ‘Rey de la Cantera’ llevó su histrionismo al cine

Pablo Hanníbal Vela se ganó el apodo del ‘Rey de la Cantera’ por su estilo desafiante. Foto: Archivo particular.

Pablo Hanníbal Vela se ganó el apodo del ‘Rey de la Cantera’ por su estilo desafiante. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 26
Triste 14
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 2
Alexander García
Redactor (I)
agarciav@elcomercio.com

En su faceta de actor el papel con el que más se identificó siempre fue con el de Pablo Reyes, el cabecilla de una organización criminal en la fotonovela ‘La mafia no perdona’. El comentarista deportivo Pablo Hanníbal Vela Córdova, conocido popularmente como el ‘Rey de la Cantera’, llevó su histrionismo y su estilo desafiante y contestatario incluso a la gran pantalla.

Además de su papel en ‘La mafia no perdona’ apareció también en la fotonovela ‘La Leyenda del Cura’ y actuó en tres películas. El comentarista, de voz ronca inigualable y con casi 60 años de carrera como comunicador social, falleció este lunes 1 de junio en la Clínica Guayaquil debido a un infarto cerebral masivo. Tenía 71 años. Pero en el 2013 ya había sufrido una isquemia cerebral (interrupción del fluido sanguíneo al cerebro).

Vela incursionó en el cine como actor en dos producciones mexicanas que se rodaron en Guayaquil, en la década del 70. Tuvo una breve participación en la película ‘El derecho de los pobres’, rodada en 1973 en Guayaquil, que tuvo entre otros artistas mexicanos a Enrique Rambal, Pili Bayona, el futbolista ecuatoriano Alberto Spencer, y los equipos guayaquileños Emelec y Barcelona…

También participó en la cinta ‘Caín, Abel y el otro’, con los mexicanos Alberto Vásquez, Enrique Guzmán y César Costa, que tuvo locaciones en Salinas y Guayaquil y en la que personificó a un reportero radial.

La más reciente aparición del ‘Rey de la Cantera’ en el cine corresponde a la película ‘Titanes en el ring’ (2002), de la directora Viviana Cordero, que destacó del comentarista su talento natural y su personalidad.

El filme cuenta la historia de un apacible pueblo de los Andes que renace gracias a un coliseo de luchas y pone en escena la llegada de un nuevo luchador, El Argonauta, que desafía a la Bestia Loca, el peleador más rudo de la localidad.

"Yo me quedo con la última película, Titanes en el ring”, indicó Pablo Hanníbal en una entrevista con EL COMERCIO, en el 2005. “A Viviana le encanta la perfección y en una de las últimas escenas me dijo: ‘¡Mira Pablo, si llegas a fallar aquí nos fregamos porque no hay cómo volver a pegarle a la Bestia Loca!’. Hicimos una sola toma”.

En febrero del 2013 fue parte del programa ‘Salsa y Gol TV’, dirigido por Marcos del Pozo. Se emitía por Caravana TV, en el que el ‘Rey’ hacía sus comentarios deportivos, pero también ponía de manifiesto sus conocimientos sobre salsa.

Pablo Hanníbal se ganó en 1968 el apodo del ‘Rey Cantera’. Un periodista lo calificó de loco tirapiedras por su estilo desafiante y polémico. Y desde ese día se habituó a repetir la frase: “Si me tiras una piedra, yo te tiro la cantera”.

"Todo se sabe, todo me cuentan, todo me chamullan, todo me sapean. Nada es oculto para el Rey”, fue otra de las frases que popularizó en sus programas el periodista deportivo, que inició como locutor de radio (con su padre que también era locutor) y ganó popularidad como presentador en TC Televisión.

Aníbal Vela, hijo del comunicador, pidió al Municipio de Guayaquil un monumento para su padre como reconocimiento. “Aunque sea pequeña, la estatua debe estar en la calle Panamá, donde está el monumento al betunero y al cangrejero. Mi papá era del pueblo”.

El ‘Rey’ fue velado ayer 2 de junio en Parques de la Paz, hasta donde llegaron familiares y amigos. Está previsto que el sepelio se realice hoy, a las 12:00, en las Bóvedas del Astillero de Parques de la Paz en Samborondón, pues era barcelonista.

La adicción a las drogas marcó 30 años de la vida del ‘Rey’. Su hijo explica que esa fue una de las razones por las que la gente le tomó afecto. “Demostró, sin importar lo bajo que se haya caído, que un hombre puede levantarse y retomar su vida”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)