8 de febrero de 2017 21:26

El cadáver de Monseñor Alberto Luna Tobar llegó a Cuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 6
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 3
Lineida Castillo
Redactora (I)

Los restos mortales del arzobispo Emérito de Cuenca, Luis Alberto Luna Tobar, llegaron a la capital azuaya. A las 15:23 de este miércoles 8 de febrero de 2017 aterrizó en el Aeropuerto Mariscal La Mar el avión de las Fuerzas Armadas, que transportó el cadáver desde Quito.

Fue recibido por un grupo de sacerdotes de la Arquidiócesis cuencana y de la orden de los Carmelitas a la que perteneció Luna Tobar. También, estuvo el obispo de Loja, Alfredo Espinosa y el excampeón olímpico Jefferson Pérez, quien fue su amigo.

El féretro fue colocado en un altar adornado con cinco ramos de flores blancas. Esta estructura fue instalada en la pista del Aeropuerto Mariscal La Mar de Cuenca.

Fue recibido por un grupo de sacerdotes de la Arquidiócesis cuencana y de la orden de los Carmelitas a la que perteneció Luna Tobar

A las 15:23 de este miércoles 8 de febrero de 2017 aterrizó en el Aeropuerto Mariscal La Mar el avión de las Fuerzas Armadas, que transportó el cadáver desde Quito. Foto: Xavier Caivinagua/PARA EL COMERCIO


Allí, los sacerdotes hicieron una oración por el eterno descanso. Posteriormente, el Ejército le rindió los honores por su condición de Arzobispo.

En los exteriores del Aeropuerto Mariscal La Mar se congregaron más de 200 personas para acompañar a la caravana motorizada, que recorre las avenidas España y Huayna Cápac.

El recorrido continuará por la calle Bolívar hasta la Curia, que funciona en la antigua casa del Santo Hermano Miguel, en el Centro Histórico de Cuenca. Allí, se sumarán los sacerdotes de la Diócesis.

El cadáver de Luna Tobar es trasladado en el denominado vehículo museo del Cuerpo de Bomberos. Es escoltado por la Guardia Ciudadana y ciudadanía en general. A su paso es aplaudido por cientos de cuencanos.

La Catedral de la Inmaculada será la parada final de la caravana. Antes de ingresar se realizará un breve acto litúrgico. Una vez en el interior empezará una misa presidida por el arzobispo de Cuenca, Marco Pérez Caicedo.

Los restos de monseñor Luna Tobar serán velados en ese templo hasta el próximo viernes 10 de febrero. A las 09:00 empezarán los homenajes de las autoridades azuayas y tres horas después se realizará una ceremonia eucarística, que estará a cargo del nuncio apostólico, Giacomo Ottonello Pastorino. Luego, el cuerpo de Luna Tobar será trasladado a la cripta de la Catedral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (1)