15 de May de 2015 19:28

El reciclaje de desechos tóxicos evita la contaminación ambiental

En el Ecuador, la empresa Intercia recibió la licencia ambiental del Ministerio del Ambiente para tratar los desechos electrónicos. Foto: Cortesía.

En el Ecuador, la empresa Intercia recibió la licencia ambiental del Ministerio del Ambiente para tratar los desechos electrónicos. Foto: Cortesía.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Elena Paucar
Redactora (I)

El tóxico mercurio es, lamentablemente, necesario para varios equipos tecnológicos. Debido a sus singulares propiedades químicas se ha utilizado en una serie de aparatos eléctricos y electrónicos como interruptores, algunos termostatos, equipos de medición y control, lámparas de luz fluorescentes… Muchos de estos dispositivos contienen 1 000 mg. o más de mercurio líquido.

Pero qué pasa cuando se dejan de usar. Si su tratamiento no es el adecuado, los riesgos son enormes.

Según un informe del  Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (Pnuma), “cuando se descartan productos que contienen mercurio en la corriente general de desechos, con frecuencia van a dar al medio ambiente, a los cursos de agua, humedales, depósitos de basura junto a las carreteras, vertederos, donde pueden ser quemados. El mercurio que contienen se libera finalmente en el aire, el agua y el suelo causando su contaminación”, cita un informe del

En 2012, un estudio del Pnuma calculó que hasta el 75% de los residuos electrónicos generados en Europa y aproximadamente el 80% de los generados en los Estados Unidos van a un paradero desconocido.

Y el año pasado, la Organización de las Naciones Unidas informó que se alcanzó un récord en los ‘e-residuos’ o desechos electrónicos y eléctricos. En 2014 se generaron 41,8 millones de toneladas versus 39,8 millones en 2013, según la ONU.

El procesamiento y reciclaje de estos desperdicios es una forma de aliviar al medio ambiente, en especial este 17 de mayo que se conmemora el Día del Reciclaje.

En Ecuador, la empresa Intercia recibió del Ministerio del Ambiente la licencia ambiental para realizar el proceso de “recepción, clasificación, almacenamiento temporal y desensamble de equipos eléctricos, electrónicos en desuso y sus componentes tales como focos, fluorescentes, pilas, baterías, entre otros”, en su planta de desechos situada en el Km. 26 de la vía a Daule.

“A partir mayo estamos listos para reciclar estos nuevos materiales. Intercia hace un llamado a la comunidad para que a partir de ahora hagan llegar sus desechos a nuestra planta donde se reciclará de forma segura, para luego realizar la disposición final en el extranjero”, indicó Xavier Ycaza, gerente general de Intercia.

Estudios de la Universidad de Standford indican que, por ejemplo, una bombilla contiene alrededor de 5 miligramos de mercurio. Esa cantidad es suficiente para contaminar unos 6 000 galones de agua.

Las baterías y pilas contienen diversos metales pesados y químicos tóxicos que no se degradan fácilmente. El tiempo promedio de biodegradación de las pilas supera los 1 000 años debido a que contiene mercurio, zinc, cromo, plomo, cadmio.

Para Intercia, el montaje de esta planta de reciclaje electrónico demandó una inversión de USD 1 millón, aproximadamente. Con estos nuevos desechos, la empresa producirá más de 100 000 toneladas métricas de reciclaje al año, que incluye el procesamiento de cartón, papel, plásticos PET, Pellets de PET grado alimenticio y chatarra electrónica.

A través del Programa Nacional para la Gestión Integral de Desechos Sólidos (PNGIDS), del Ministerio del Ambiente, también se promueve el reciclaje electrónico. Solo en 2014 se recopilaron 279 019 celulares en desuso. En estos casos se realiza el desensamblaje primario y luego se exportan sus partes y piezas para el reciclaje en Canadá o Bélgica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)