16 de febrero de 2016 11:47

La salida de Larissa Marangoni genera reacciones entre gestores culturales

Personalidades del mundo del arte y la cultura de Guayaquil reaccionaron ante el anuncio de la salida de Larissa Marangoni a la dirección cultural de Guayaquil del Ministerio de Cultura y Patrimonio. Foto: Archivo.

Personalidades del mundo del arte y la cultura de Guayaquil reaccionaron ante el anuncio de la salida de Larissa Marangoni a la dirección cultural de Guayaquil del Ministerio de Cultura y Patrimonio. Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 8
Sorprendido 0
Contento 6
Elena Paucar

La renuncia de la artista Larissa Marangoni al cargo de directora cultural de Guayaquil, del Ministerio de Cultura y Patrimonio, causó asombro entre los artistas locales. Muchos desconocían el anuncio que hizo durante una rendición de cuentan este lunes 15 de febrero de 2016, cuando explicó que dejaba el cargo por motivos personales.

No obstante, algunos representantes de la gestión cultural en la ciudad opinan que sus proyectos deben mantenerse. Martha Rizzo, directora de la Escuela de Arte de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), destaca el convenio que existe para que los estudiantes universitarios puedan realizar prácticas y tener acceso a los espacios culturales.

“La Dirección Cultural de Guayaquil es un trabajo de 24 horas, en el que se debe tener mucha creatividad cuando se tienen pocos recursos -dice Rizzo-. Pero confiamos en que la persona que venga continuará con los proyectos de Larissa, así como ella lo hizo cuando salió Jorge Saade”.

El violinista Jorge Saade estuvo cuatro años y medio en la Dirección Cultural Guayaquil. En junio de 2015 renunció y Marangoni asumió el cargo durante ocho meses, función que abarca la administración a una decena de espacios culturales en Guayas, Santa Elena y Manabí, incluyendo el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC).

Precisamente en el auditorio del MAAC, Marangoni explicó que necesita dedicar mucho más tiempo a Asociación Pro Bienestar de la familia ecuatoriana (Aprofe), donde labora desde el 2006 como vicedirectora ejecutiva.

Marangoni estudió en la Universidad Lester B. Pearson, en Canadá. Luego obtuvo una beca en la Universidad de Bennington en Vermont, donde recibió el título de B.A.
También obtuvo el grado de Maestría en Escultura de la Universidad de Syracuse, en Nueva York. Según su portal web, ha participado en más de 60 exhibiciones grupales y 23 exhibiciones individuales.

En el 2011 finalizó una Maestría en Salud Pública en la Universidad Católica de Guayaquil. Ese título le permitió dirigir la reestructuración física y reingeniería operativa de los 18 centros, clínica quirúrgica y la maternidad de Aprofe, donde ahora se concentrará.

Para la poetisa Sonia Manzano, la salida de Marangoni es una gran pérdida. “Es una artista cuya obra inspira respeto y, por consecuente, su gestión dentro de la cultura (…). Pero pienso que la renuncia no responde solamente a cuestiones personales, sino que hay otros motivos, quizá una injerencia de poder que coartó la labor que estaba desarrollando frente al arte. Una verdadera artista es una persona libre”, dijo.

Por su parte, el artista plástico Alejandro Elías cree que en la decisión de la ex directora cultural pesó la falta de tiempo para dedicarse al arte. “Como artista, a lo mejor estar al frente de una entidad, le restaba tiempo para hacer arte, que es lo que más nos gusta (…). Lastimosamente, ella no tuvo el tiempo necesario para demostrar todo lo que podía hacer desde la Dirección Cultural”.

En abril, Elías será parte de la exposición 'Luis Burgos Flores y sus amigos'. Son las obras de cuatro artistas, graduados en la Escuela de Bellas Artes de Guayaquil, quienes tuvieron la firma de respaldo de Marangoni para presentar su trabajo en el MAAC.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)