22 de agosto de 2015 00:00

Quito cuenta con un edificio de terrazas con árboles y flores

Las terrazas se conectan visualmente entre sí y logran una simbiosis con el entorno natural de la zona. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

Las terrazas se conectan visualmente entre sí y logran una simbiosis con el entorno natural de la zona. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Redacción Construir (I)

En una de las zonas más exclusivas de Quito, la González Suárez, se levanta el Edificio Ícono, caracterizado por conceptos modernos y ecológicos. La construcción, que estuvo a cargo de Shubert Martínez Construcciones (SMC), busca revolucionar el mercado con una tendencia muy conocida en Europa: las terrazas arborizadas.

El arquitecto Adrián Moreno, junto a su colega María Samaniego, ambos parte de Arquitectura X, idearon el diseño del edificio.  Dieron gran importancia a la ecología, lo que se refleja en los 850 m² de área verde permeable (suelo real), de la planta baja. El objetivo fue crear una simbiosis entre la construcción y su entorno.

El diseño de terrazas escalonadas en los diferentes pisos permitió poner árboles como ficus y eugenias. Además, las terrazas están interconectadas visual­mente entre sí. 

Las jardineras, que se ubican en las terrazas en voladizo, tienen 80 cm de altura y 1,5 m² de superficie. Cada uno de los 48 departamentos cuenta con una. La dimensión de las terrazas varía entre 10 y 50 m² (penthouses).

El constructor, Shubert Martínez, señala que el jardín se disfruta tanto desde el exterior como del interior, gracias al ventanal piso-techo dispuesto en el frente.

Para ganar luminosidad, las terrazas no tienen columnas laterales. Esto, sumado al peso de los árboles y tierra obligó a realizar un diseño estructural especial (reforzamiento de vigas) para soportar este peso (hay más cantidad de hierro por m³ de hormigón).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)