4 de febrero de 2015 21:35

La propuesta de Quimera sigue vigente

Pedro Granda, Patricia Rameix (arriba), Vinicio Gallardo y Luis Rameix (de izq. a der.) forman el grupo Quimera. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Pedro Granda, Patricia Rameix (arriba), Vinicio Gallardo y Luis Rameix (de izq. a der.) forman el grupo Quimera. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)

El grupo Quimera ha recorrido más de tres décadas por las notas y letras de la música popular ecuatoriana. Para celebrar, hoy (5 de febrero de 2015) presentará ‘33 años y seguimos cantando’ en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura, desde las 20:00.

La agrupación es una de las pocas que vive exclusivamente de los escenarios. Y así ha sido desde sus inicios. “Hemos aprendido a templar muy bien los nervios”, asegura Pedro Granda, guitarrista. Explica que la limitada escena ecuatoriana no les permite tener trabajo permanente, pero que han aprendido a lidiar con eso.

Miguel Mora, director artístico de Pueblo Nuevo, nombró cinco claves por las que Quimera ha podido vivir exclusivamente de la música. La agrupación ha hecho un gran aporte en la fusión de la música popular y académica. Cada uno de los integrantes tiene una formación académica sólida. Han tenido la colaboración por alrededor de 15 años del compositor y director orquestal Julio Bueno. Tienen una exquisita voz en el frente.

Gabriel Espinosa de los Monteros, locutor de radio, también destaca el uso de tres guitarras, como en los grupos tradicionales ecuatorianos, antes de la llegada del requinto (1958). Además, menciona la gran calidad interpretativa. “Los éxitos de Quimera han estado ligados a una obra ya existente”, pero que sin su trabajo, muchos temas no se habrían conocido.

Patricia Rameix –voz- cree que una de las claves para mantenerse juntos ha sido los lazos familiares. Rameix y Granda son pareja, Luis Rameix es hermano de Patricia y Vinicio Gallardo es un amigo cercano.

La base de la agrupación, aseguran Rameix y Granda, fue el músico Emilio Lara, quien se unió como director musical en 1988. Gran parte de los arreglos fueron hechos por Lara, guitarrista y conocedor de la música académica y popular.

Si bien iniciaron con un repertorio latinoamericano, se acercaron a la música tradicional ecuatoriana en la década de los 90, después de hacer encuestas sobre lo que buscaba la audiencia local. Así vio la luz en 1995 ‘Raíces’, que incluye temas como Verbenita y Honda pena.

Aunque el grupo simpatice con el Gobierno de turno, Espinosa de los Monteros cree que su permanencia es independiente de este hecho. “Quimera tiene sus méritos, alineado o no (al mandato de Rafael Correa), se ha ganado el afecto del público. El Gobierno podrá cambiar, pero Quimera seguirá vigente”.

Granda también hizo énfasis en este punto. Aseguró que el arte no tiene bandera partidista y recordó que los políticos pasan pero la música se queda. “El hecho de que pretendan utilizarnos como herramienta política es distinto”, dijo.

Bueno ha tenido una relación más estrecha con el Gobierno actual. Entre otros cargos, fue asesor de Lenín Moreno, exvicepresidente de la República. Ahora trabaja en Suiza como asesor de Moreno, quien es Enviado Especial del Secretario General de la ONU en temas de discapacidad. Motivo por el que dejó el grupo en el 2014.

Después de haber retirado su material de las disqueras hace más de una década, debido a la disminución de demanda de discos originales, este jueves ofrecerán una edición limitada que incluye todo el material del grupo en nueve discos.

El repertorio del concierto incluirá los temas favoritos del público y también presentarán canciones con las que comenzaron, pero que no se grabaron. Además, habrá música inédita, de compositores como Marcelo Ruales y Santiago Martínez.

Resumir 33 años en una noche es imposible, por lo que anunciarán nuevas fechas de conciertos en todo el país.

Cronología

1982
El grupo empieza con música latinoamericana. En los80 se afianza en la escena quiteña e inicia el trabajo en el resto del país. En el 88, Emilio Lara se suma a la dirección musical.

1991
Presentan ‘Quimera’, su primer álbum. En el 95 realizan su primer tour Europeo y graban ‘Concierto en Berlín’. Cuatro años después se une Julio Bueno a la dirección musical.

2000
Son el primer grupo de música popular en trabajar junto al Circuito de Orquestas Sinfónicas. Durante la década, comparte escenario con Alberto Cortez, Mercedes Sosa...

2010
A inicios de esta década, Julio Bueno se muda al exterior. Actualmente están trabajando en tres producciones discográficas de manera simultánea, sin fecha de lanzamiento aún.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)