5 de diciembre de 2015 00:00

Un proyecto sostenible crece en Cutuglagua

Casa Panela combina un estilo innovador con los elementos de una vivienda sostenible, que puede incorporar kits de energía fotovoltaica, recogedores de agua lluvia y de residuos sólidos. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

Casa Panela combina un estilo innovador con los elementos de una vivienda sostenible, que puede incorporar kits de energía fotovoltaica, recogedores de agua lluvia y de residuos sólidos. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 20
Redacción Construir

La sostenibilidad es una característica especial de convivencia que asegura un desarrollo de las necesidades del presente, sin comprometer las necesidades futuras de la sociedad.

Un proyecto de vivienda con estas características se empezó a desarrollar en lo que se conoce como el Nuevo Sur de Quito, en la parroquia Cutuglagua, del cantón Mejía. Lo que fue la hacienda San Cayetano acoge ahora una urbanización que tiene, como proyección, construir un lugar libre y organizado para vivir en la capital.

Sobre un terreno de 200 m² o más, a través del modelo de vivienda que se denomina Casa Panela, se propone lo que será una herramienta para empezar a constituir barrios sostenibles.

Se trata de una casa de dos pisos, con un hogar completo para habitar en la planta alta y una planta baja libre, que puede adecuarse al uso que le quiera dar cada familia. La intención de este modelo es que se crezca hacia abajo y hacia el fondo, comenta Marcelo Puga, arquitecto constructor de Casa Panela.

El piso libre se podrá utilizar tanto para ampliar los espacios sociales más comunes en una casa: sala, cocina, comedor, baños; y quedarse con los dormitorios en la segunda planta, como para adecuar sitios alternativos en el espacio disponible, tales como un estudio, un taller, un garaje y hasta una microempresa para la familia.

Pensada en la innovación sostenible, la vivienda cuenta con doble cubierta ventilada y sombreada y un sistema constructivo seguro de estructura metálica, que le da cualidades de sismorresistencia, fácil y rápido montaje y buena iluminación natural, gracias a la ubicación de la zona habitable en el segundo piso de la casa.

Además, Casa Panela se encuentra apta para la colocación y adaptación inmediata de kits de sostenibilidad, como recogedores de agua de lluvia y contenedores para reciclaje de residuos sólidos urbanos (RSU), que se pueden aprovechar para la generación de agua caliente. Estos deben ubicarse a una distancia oportuna, lo más lejos posible de la vivienda, por posibles malos olores.

En la propiedad también se pueden colocar espacios como huertos y cerramientos verdes. Esta chacra casera puede ocupar el terreno sobrante de la construcción.

Adicional a estos elementos, el techo de Casa Panela tiene los espacios necesarios para adecuar paneles fotovoltaicos y paneles solares térmicos.

El sistema de calefacción solar de la casa empata con los mensajes sostenibles característicos de la urbanización, que advierten cualidades de limpieza, ahorro de energía y una convivencia en armonía entre vecinos del sector.

Alrededor del proyecto se plantea todo un esquema de organización pero, a la vez, de libertad para que cada familia resida de forma independiente e integrada, teniendo como resultado el crecimiento con un ritmo de fachadas a nivel de barrio y una geometría coherente, lo que evita la desorganización general, característica de una urbe, explica Carmen Ribadeneira, arquitecta diseñadora de la obra.

Como proyecto sostenible, la casa con un modelo innovador sugiere también organización, gracias a un muro principal de ladrillo y sus paredes interiores y exteriores de bloque alivianado de 15 cm que, además, es impermeabilizado y pintado.

Este modelo de vivienda ahora forma parte del proyecto de barrios sostenibles que ha llegado a Quito gracias a la iniciativa de la Universidad Europea de Madrid, y que se está llevando a cabo conjuntamente con la inmobiliaria Proinco.

Para financiar esta casa se debe empezar con la adquisición del terreno desde USD 21 000 (200 m² ). La construcción de las viviendas en sí oscila entre USD 30 000 y USD 56 000. El modelo de la Casa Panela se puede adecuar entre 60 y 111 m², con una distribución entre uno y tres dormitorios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)