3 de January de 2014 12:17

Proyecto invita a denunciar en línea cualquier tipo de abuso o discriminación por género

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

“Muchas veces me he sentido amenazada y me he ido de espacios públicos por el comportamiento de algunos hombres, pero éste aún me pesa porque yo era muy joven y fue algo totalmente inesperado. Estaba con una amiga en un bar, habíamos recién llegado y fuimos a tomar una copa. Un hombre equis que estaba parado en la barra del bar, metió su mano debajo de mi falda y me agarró la entrepierna en cuestión de segundos. Yo tenía en ese entonces solo 18 años y estaba tan indignada; no podía creer que un imbécil pensara que tenía el derecho de tocarme”, escribió Alex.

“Mi oficina está compuesta en su mayoría por personal masculino, con una verdadera actitud de ‘club de niños’. Diariamente escucho comentarios como ‘no puedes mandar a un hombre a hacer trabajos de limpieza, eso es para mujeres’, y (cuando estaba embarazada), mi director solía quejarse, diciendo ‘esta es la razón por la que nunca se contrata a mujeres menores de 50 años’”, denunció una mujer que solo firmó como “A”.

Ambos testimonios son parte de los miles que ha registrado “The Everyday Sexism Project”, una iniciativa que comenzó en abril de 2012, con el objetivo de almacenar denuncias a través de internet, de mujeres que se hayan sentido víctimas de sexismo –entiéndase, discriminación por personas del otro sexo, al ser consideradas un género inferior-, y que a la fecha ya acumula alrededor de 50 mil casos en el sitio web.

Según comentó su creadora, Laura Bates (26 años), este proyecto pretende hacer un llamado de conciencia de las situaciones sexistas que se dan día a día, sin ningún tipo de castigo o condena social, y el que en un año y medio de existencia haya recopilado tantas denuncias, es un claro ejemplo de que aún queda mucho por hacer en cuanto al respeto hacia las mujeres.

“Veo y escucho historias todos los días de mujeres cuyas vidas han sido afectadas directamente por el sexismo, misoginia y abuso sexual”, comentó al Daily Mail.

“Todas las mujeres tienen una historia. El sexismo y el acoso se han convertido en algo normal y aceptado, desde las escolares enfrentando frecuentemente abusos, vestidas con sus uniformes, a mujeres en sus lugares de trabajo, siendo marginadas y discriminadas, y mujeres en la política enfrentando un sexismo abierto en la Cámara de los Comunes (del Reino Unido)”, agregó la londinense.

“Teniendo como telón de fondo la interpretación que dan los medios de la mujer, como un objeto sexual desechable, nos encontramos con una epidemia de violencia sexual”, dijo acerca de todas las mujeres que siguen siendo asesinadas por extraños o parejas, además de agredidas físicamente y violadas.

Asimismo, señaló que cosas a las que las mujeres están tan acostumbradas, como los silbidos y piropos en la calle, representan la base de actos de violencia o discriminación hacia ellas, al dar pie a la aceptación del sexismo públicamente.

En mayo pasado, su proyecto -que hoy agrupa denuncias de 17 países- hizo noticia internacionalmente, luego que lograra con éxito que Facebook pusiera más atención a los comentarios que incitaran el odio o desprecio hacia las mujeres, luego de organizarse con asociaciones como Women, Action & the Media, y publicar una carta abierta en la que se pedía a los anunciantes que dejaran de usar la red social como medio de publicidad, si es que ésta no cancelaba las cuentas de perfiles como “Violar con violencia a tu amiga solo para reírte", "Violar a tu novia y a muchas, muchas más".

Debido a su proyecto, Bates ya ha sido reconocida por medios internacionales por su trabajo en pro de la igualdad, y se espera que el próximo año sea publicado un libro sobre su labor, que parece no acabar.
Hace unos meses, dos mil oficiales fueron instruidos gracias a las gestiones del “Everyday Sexism Project”, para aplicar mano dura a los abusos que se cometen en el transporte público.

En el sitio web se pueden leer las miles de denuncias que han hecho mujeres de todo el mundo, y se invita a compartir la experiencia del que quiera, hombre o mujer. “Puede ser (algo) serio o menor, escandalosamente ofensivo o tan trivial y normalizado que sientes que ni siquiera deberías protestar. Di tanto como quieras, usa tu verdadero nombre o pseudónimo (…) Contando tu historia, le estás mostrando al mundo que el sexismo sí existe (y) es enfrentado por mujeres todos los días”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)