12 de julio de 2014 13:26

Cómo proteger los datos en Facebook, Chrome y Twitter

Ciertas herramientas y comandos en Twitter, Facebook y Google ayudan al usuario a aumentar la privacidad de su información. Foto: Archivo EL COMERCIO

Ciertas herramientas y comandos en Twitter, Facebook y Google ayudan al usuario a aumentar la privacidad de su información. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 23
Contento 0
Redacción Tecnología

Si bien toda la información que está en la web puede verse de una u otra forma, existen algunas herramientas y comandos que permiten hacer que ciertos datos sean más privados. El navegador de Google, por ejemplo, tiempo un modo incógnito que impide dejar huella de la navegación en el equipo desde donde se conecta a la red.

Para usarlo solo es necesario presionar la combinación de teclas Control+Shif+N. Aparecerá en la pantalla una nueva ventana de navegación de Chrome. La reconocerá porque en la parte superior izquierda está el dibujo de una persona con gabardina y gafas; la clásica imagen de un agente secreto.

Facebook también tiene una herramienta que permite poner filtros de privacidad para las fotos, videos o información que se publiquen. Incluso se puede evitar ser etiquetado en las gráficas o la publicidad que no interesan al usuario.

Para hacerlo se debe dar clic en el pequeño ícono de candado que se encuentra en la parte superior derecha de la página principal. Ahí se puede elegir quién puede ver las publicaciones, quién puede contactarlo y quien puede buscarlo.

Twitter también cuenta con una herramienta para no permitir etiquetas en fotografías y seleccionar quiénes pueden ver los mensajes que se publican. El usuario debe ingresar al ícono de configuraciones y luego al de seguridad y privacidad.

Ahí encontrará también una opción para añadir u ocultar la ubicación desde donde se publican los mensajes, así como permitir o no que las personas puedan encontrar su cuenta con la dirección de correo electrónico.

Contraseñas más seguras

Windows ha hecho una serie de recomendaciones a los usuarios para evitar que las contraseñas puedan ser vulnerables fácilmente. No es buena idea tener claves eternas. Al menos cada seis meses deben cambiarse.

Además deben cumplir algunos parámetros que dificultarán el descifrado a través de aplicaciones que se han creado para obtener claves. Aquí algunos consejos prácticos:

- Debe tener mínimo ocho caracteres

- No debe repetir el nombre de usuario, la empresa a la que trabaja o su nombre

- No debe ser una palabra completa

- Debe ser significativamente diferente a las claves colocadas anteriormente

- Además de letras debe incluir números

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)