14 de octubre de 2015 12:17

La producción iberoamericana representa el 11% de la cinematografía mundial

'Relatos Salvajes' fue vista en el 2015 en Latinoamérica por 4,7 millones de personas. Foto: EFE.

'Relatos Salvajes' fue vista en el 2015 en Latinoamérica por 4,7 millones de personas. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La producción iberoamericana representa el 11% de la cinematografía mundial, según datos de 2014, un año en el que las películas de estos países registraron 727 millones de espectadores y recaudaron más de USD 3 600 millones.

Y ello pese a que los grandes estudios norteamericanos dominan la distribución en Latinoamérica, con un 78,8%, frente al 21,2% de las distribuidoras independientes, según destaca el III Panorama Audiovisual Iberoamericano, presentado hoy 14 de octubre de 2015 por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales españoles (EGEDA).

Un dominio que rompieron cuatro películas iberoamericanas que fueron las más taquilleras en sus países de origen: la coproducción hispano argentina 'Relatos salvajes', en Argentina; 'Ocho apellidos vascos', en España", 'A los 40', en Perú, y 'Vamos de robo', en República Dominicana.

El estudio, realizado en 23 países -20 latinoamericanos, España, Portugal y Estados Unidos- señala sin embargo que la cuota de mercado del cine latinoamericano se sitúa en una media del 9,44 por ciento, que varía entre casi un 25% en el caso de España y menos de un cinco por ciento en Chile o Colombia.

Las producciones estadounidenses siguen siendo las que más espectadores atraen en Latinoamérica, con un 82,5%, mientras que el cine iberoamericano congrega a casi el 13% y el europeo al 4,1%.

La película más taquillera en Iberoamérica en 2014 fue 'Maléfica', con 30,3 millones de espectadores, seguida de 'Río 2', con 25,6 y en cuanto a las producciones iberoamericanas, la primera fue 'Ocho apellidos vascos', con 9,5 millones, mientras que 'Relatos salvajes' la vieron 4,7 millones.

El principal problema es la penetración del cine de cada país latinoamericano en el resto de la región y, especialmente en Estados Unidos, donde están presentes de forma habitual directores como Pedro Almodóvar o Alejandro Amenábar y alguna películas mexicanas, pero cuesta mucho, reconoció a Efe el director de EGEDA, óscar Berrendo.

El panorama también contabiliza el número de pantallas, con casi 17 000 en toda Iberoamérica y una enorme variación en el porcentaje por habitante.

En España hay 79,5 pantallas por cada millón de habitantes y en Portugal 50,15, mientras que Uruguay y México superan las 35, en Brasil apenas se llega a 14, en Venezuela a 15,3 y en Guatemala tan solo a 1,5.

Un número de pantallas que supone el 12% del total mundial, frente al 11% de espectadores y al 10 por ciento de ingresos, con una frecuencia de asistencia de 1,1 veces al año, similar a la mundial (1,0), pero inferior a la europea (1,8) y a la norteamericana (3,6).

El informe alerta además de la multiplicidad de nuevos soportes más allá del cine o la televisión, especialmente por el desarrollo de Internet, un escenario "complejo" que genera un estado de incertidumbre en los productores, distribuidores, agentes de ventas, exhibidores, canales de TV, reguladores, legisladores e instituciones.

Un nuevo panorama que reduce aún más la vida de las películas en las salas de cine pero aumenta enormemente el consumo audiovisual en sus diversos formatos.

Por ejemplo, el consumo medio de televisión es de 3 horas y 50 minutos en los países analizados, a lo que se añaden unas dos horas de radio, una de Internet, hora y medio de teléfono móvil y media hora en otros dispositivos.

La televisión es también objeto de análisis del informe, que ha estudiado la programación de 76 canales de doce países. El 82% de la ficción de estreno se programa en las franjas de tarde y prime-time y supone el 26 por ciento de toda la programación en Iberoamérica, frente a un 46,8 por ciento en los canales estadounidenses de habla hispana.

La telenovela es el género dominante, con cuotas de pantallas que llegan al 66 por ciento en algunos casos concretos, como el de 'Salve Jorge', en Brasil, país que junto con España fueron los que más ficción nacional estrenaron entre 2010 y 2013.

En el caso de la televisión sí hay una mayor presencia de producciones hispanas en Estados Unidos, por la producción de canales muy implantados en ese país y por fenómenos puntuales como el de la telenovela colombiana 'Betty la fea', que se adaptó en inglés pero también se emitió en su versión original.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)