4 de diciembre de 2017 10:42

Primera dama francesa bautiza a un panda chino en su primer discurso oficial

Brigitte Macron destacó en su discurso que el oso recién nacido representa "el fruto de una amistad, de alguien que confía lo que más quiere a alguien que sabe que lo cuidará". Foto: EFE

Brigitte Macron destacó en su discurso que el oso recién nacido representa "el fruto de una amistad, de alguien que confía lo que más quiere a alguien que sabe que lo cuidará". Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Brigitte Macron pronunció este 4 de diciembre del 2017 su primer discurso oficial como primera dama francesa, dedicado al bautismo del primer oso panda nacido en Francia, un acto de alto carácter simbólico en las relaciones diplomáticas con China que tuvo lugar en el zoológico de Beauval, en el centro del país.

A pocas semanas de que el presidente, Emmanuel Macron, efectúe su primer viaje oficial a Pekín, su esposa desveló que el animal, que acaba de cumplir los 100 días, se llamará Yuan Meng, que en chino significa "La realización de un sueño".

En sus primeras palabras oficiales siete meses después de que su marido accediera al poder, Brigitte Macron destacó que el oso recién nacido representa "el fruto de una amistad, de alguien que confía lo que más quiere a alguien que sabe que lo cuidará".

Dos países, dijo la primera dama, "que se admiran, se hablan y se comprenden", como muestra el préstamo de los pandas que permitió a Yuan Meng convertirse en el cuarto bebé de esta especie en peligro de extinción que nace en Europa, tras Austria, Bulgaria y España.

Como marca la tradición del país asiático, el nombre fue elegido por la primera dama china y aceptado por su otra madrina, Brigitte Macron.

Yuan Meng fue engendrado por la pareja de pandas que el Estado chino prestó a Francia en 2012 tras una visita a ese país del entonces presidente, Nicolas Sarkozy. Nacieron dos bebés panda, pero solo uno de ellos ha sobrevivido.

Pekín utiliza a estos animales, considerados un símbolo nacional, como un elemento de su diplomacia y los presta a diversos países en función del grado de relación bilateral. Actualmente, hay unos 22 repartidos por el mundo.

El zoo de Beauval paga anualmente 750 000 euros al fondo chino de salvaguarda de los pandas por tener a esos ejemplares, y antes de acoger a los osos tuvo que efectuar obras por valor de 5 millones de euros en sus instalaciones para abrir un espacio de 35 hectáreas en el que puedan sentirse en su hábitat.

A cambio, ha visto como ha crecido en un 60% el número de visitas, hasta superar el millón y medio, un número que espera hacer subir más aun cuando a partir del próximo día 13 el público pueda ver también a Yuan Meng.

El acto, en el que también participó el viceministro chino de Exteriores, Zhan Yesui, y que fue retransmitido en directo por la televisión china, tuvo también repercusión en Francia, donde se esperaba el primer discurso público de Brigitte Macron.

Tras su llegada al poder, el presidente adoptó una carta de funcionamiento en el que su esposa tendría un papel de representación internacional del país, aunque sin presupuesto ni remuneración.

Desde entonces, la primera dama se ha mostrado muy discreta, aunque ha acompañado a Macron en algunos viajes oficiales, como a Estados Unidos o a Abu Dhabi, y lo hará también el mes próximo en Pekín.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)