8 de octubre de 2014 20:36

La prevención frena el gen de la calvicie

En el tratamiento de plasma rico en plaquetas se inyecta el compuesto en el cuero cabelludo del paciente. Foto: Galo Paguay / El Comercio.

En el tratamiento de plasma rico en plaquetas se inyecta el compuesto en el cuero cabelludo del paciente. Foto: Galo Paguay / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 4
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 1
Andrés García Redactor (I)
agarcia@elcomercio.com

La pérdida de cabello o alopecia es un problema que afecta a tres de cada cinco hombres en el mundo. Esta condición es multifactorial y, en el 90% de los casos, hay un elemento hereditario que predispone a las personas que la padecen.

Así lo sostiene Pedro Cardoso, médico especialista en el cuero cabelludo que desde hace tres años aplica un tratamiento preventivo a base de plasma rico en plaquetas. Esta técnica se dio a conocer a nivel mundial hace 15 años. A pesar de esto, la ciencia todavía no logra establecer mecanismos que detengan la caída del cabello ni que permitan el crecimiento de nuevo pelo en los sitios donde ya no trabaja correctamente el folículo piloso.

De ahí que una opción válida es trabajar en la prevención del problema. Especialmente, porque quienes padecen calvicie, como Miguel Oñate, están expuestos a sufrir problemas de autoestima o pérdida de confianza. En su caso, notó la pérdida de cabello en la zona de la coronilla hace dos años. Y desde entonces no se ha decidido a aplicar tratamientos que prevengan una caída más notoria. “En mi familia paterna el problema es extendido. Quizás por eso no he buscado alternativas para combatirla”.

Según Cardoso, al aplicar tratamientos preventivos se logrará un fortalecimiento del cabello, una mejor contextura y se evitará el problema de la caída en las zonas donde todavía hay pelo. En el caso de la técnica rica en plaquetas, se trabaja en dos fases. La primera consiste en aplicar activadores del folículo piloso, que es la base donde crece el cuero cabelludo. Se lo hace por un período de cuatro semanas.

Posteriormente, se toma una muestra de sangre del paciente que se procesa en una máquina centrífuga especial, para obtener el plasma rico en plaquetas. Este compuesto se inyecta en el cuero cabelludo, cada dos centímetros a la redonda. Lo que se busca, según Cardoso, es fortalecer el cabello y darle los nutrientes que necesita. “Las plaquetas son células encargadas de reparar tejidos. Al inyectarlo, se va a dar una regeneración microscópica a nivel del folículo piloso”, agregó.

Además del tema genético, hay otros factores que pueden incidir en la caída del cabello. Así lo afirma Mónica Carrera, tricóloga especialista capilar de Svenson Ecuador. Entre ellos el estrés, una mala alimentación, además de otros problemas como la seborrea, caspa y enfermedades como el hipotiroidismo. “El estrés puede desencadenar una caída más rápida del cabello en los pacientes predispuestos”.

El ciclo de vida del cabello dura de cuatro a cinco años. En promedio, una persona tiene entre 110 000 a 130 000 cabellos que nacen y crecen a través del folículo piloso. A este órgano se suman las glándulas sebáceas, glándulas sudoríparas y la papila, que está conectada al sistema circulatorio y nervioso.

“La papila absorbe los nutrientes que formarán el cabello”. En el caso de los tratamientos preventivos de Svenson, se enfocan inicialmente en curar y fortalecer a la papila.

Cada tratamiento integral dura 25 sesiones, es decir, un promedio de seis meses. Incluyen fases correctivas, regenerativas y biológicas. En los pacientes se aplican distintas técnicas, como conductores de calor (sondas) que llegan a la epidermis y hacen una irrigación en el cuero cabelludo.

Otro proceso es la vacunterapia (electrodo de succión al vacío), que saca de las papilas los restos de sudor, grasa y caspa. También se utilizan electrodos de alta frecuencia que producen una vasodilatación del sistema circulatorio, complementados con ozono terapia, láser y masajes quinésicos.

Cardoso y Carrera coinciden en que tener un factor genético no necesariamente implica caída del cabello, si es que se trabaja en la prevención.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)