5 de September de 2013 16:10

Ponen en duda que el ejercicio sirva para combatir el insomnio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Aunque hacer ejercicios es una receta común para mejorar los trastornos del sueño, el estudio realizado por la Northwestern University de Chicago, de Estados Unidos, reveló que hacer 45 minutos de ejercicios, de vez en cuando, no ayudaría a combatir el insomnio.

Sin embargo, aclaran que practicar ejercicio de forma persistente es la mejor opción contra su trastorno, ya que con los medicamentos se correría el riesgo de presentar problemas de memoria.

La investigación, que fue publicada en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine, analizó los datos recogidos el 2010, que por 16 semanas siguió a mujeres entre 57 y 70 años con graves cuadros de insomnio.

Kelly Glazer Baron, directora del programa de la conducta del sueño en esta universidad y de la investigación, cree que los resultados obtenidos también podrían aplicarse a los hombres, debido a que no existen pruebas de que los tratamientos de conducta para el insomnio se deban aplicar de acuerdo con el sexo del paciente.

“Es importante que las personas que padecen trastornos del sueño no se desanimen y que prosigan constantemente con sus series de ejercicios, porque los resultados no son inmediatos”, dice.

Es decir, que los beneficios a través del deporte no se conseguirían después de un día sino que cumplen su objetivo a largo plazo.

Aparte, la investigación, que dicen es la primera en analizar los efectos del ejercicio aeróbico en el insomnio en este segmento etáreo, demostró también que las personas que duermen mal y poco, harán menos ejercicios al día siguiente, porque se sienten mucho más agotados.

“Dormir mal no cambia la capacidad aeróbica, pero cambia la percepción de esfuerzo”, explicó la directora del estudio.

  • Las claves del éxito


El análisis actual surgió luego de que sus pacientes se quejaran de que los ejercicios no son una cura inmediata para este padecimiento. Según explica la Kelly Glazer Baron, la clave está en que los pacientes con insomnio tienen un mayor nivel de actividad cerebral y necesitan tiempo para restablecer un nivel más normal que facilite el sueño.

"En lugar de tomar remedios que inducen el sueño rápidamente, el ejercicio puede ser una manera saludable para mejorar el sueño, ya que podría abordar el problema de fondo”, concluye.

En el mismo sentido, el doctor Rodrigo Guerrero, neurólogo de Clínica Avansalud afirma, que es una medida no farmacológica efectiva para combatir el insomnio.

“El ejercicio tiene varios efectos positivos, disminuye la ansiedad, mejora la calidad de vida, tiene un efecto de distracción, y se producen algunos cambios bioquímicos en proteínas relacionadas con el ciclo sueño-vigilia”, declara.

Por este motivo, llama a interpretar el estudio en forma acotada, porque son pacientes con diagnóstico de insonmio donde se establece que para ellos no tiene un efecto rápido, pero sí a largo plazo.

“El ejercicio está comprobado como una herramienta para mejorar la calidad de vida, el ánimo y el estado físico, y todas estas cosas ayudan a mantener un sueño también saludable. Y por otro lado, en quienes sufren insomnio, existe evidencia que pueden beneficiarse de un programa de ejercicios de moderada intensidad a largo plazo”, acota.

Para obtener el sueño reparador, dice que no hay una periocidad mágica. “Hay otros estudios que describen programas con sesiones diarias de duración creciente, desde 10 hasta 40 minutos al día, siempre supervisado y luego acercarse a los 30 minutos, 3 a 4 veces por semana”, anima.

En cuanto a qué tipo de ejercicio hacer, cuenta que los que mejor resultado han dado resultado son los aeróbicos de intensidad intermedia, entre los cuales se encuentran la caminata, la bicicleta estática y el trote.

Aunque también son recomendables el yoga, pilates y hasta la danza árabe.

  • Otras prácticas


No hay que olvidar que el insomnio es una patología muy frecuente en la población general. Según datos que entregan en el Centro Médico 110 Sport & Health Center (www.110shc.cl) se estima que de un 10 a un 15 % de la población adulta padece insomnio crónico y que un 25 a 35% ha sufrido un insomnio ocasional o transitorio en situaciones estresantes.

“Todas las personas pasamos por periodos en que experimentamos un conjunto de reacciones fisiológicas y/o psicológicas, por eso creo que es esencial saber invertir un tiempo ‘propio’ en la familia, tener espacios para el ocio y relajarse, porque tomar una pastilla es la solución más fácil, pero a largo plazo económica y fisiológicamente no es lo más beneficioso para el cuerpo”, aconseja María Isidora Selman, nutricionista deportiva.

Por su parte, el neurólogo Rodrigo Guerrero comparte que para el tratamiento de los trastornos del sueño se debe analizar a cada paciente en particular.

Esto incluye evaluar causas secundarias del insomnio, desde trastornos de ánimo hasta el síndrome de apnea del sueño, pasando por causas cardíacas, dolor y algunas enfermedades neurológicas específicas.

“A todos se les educa en la higiene del sueño, que contempla cosas tan básicas como no quedarse viendo TV, no comer en la noche en la cama, evitar las siestas, etc.”, indica.

Otra cosa que se puede intentar son las llamadas terapias cognitivo conductuales que abordan los factores cognitivos, psicológicos y socio-conductuales que perpetúan el insomnio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)