11/12/2015

Pierre Bergé se desprende de su biblioteca personal

Obras de filosofía, política, botánica o jardinería, junto a grandes clásicos de la literatura, conforman una colección que ofrecerán al mejor postor las casas Drouot y Sothebys. Foto Referencial: Archivo/EL COMERCIO.

Obras de filosofía, política, botánica o jardinería, junto a grandes clásicos de la literatura, conforman una colección que ofrecerán al mejor postor las casas Drouot y Sothebys. Foto Referencial: Archivo/EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

El empresario Pierre Bergé, quien fuera pareja y socio del modisto francés Yves Saint Laurent, comenzó el viernes 11 de diciembre de 2015 a desprenderse de su valiosa biblioteca personal, en una subasta de cerca de 150 piezas que en algunos casos tienen hasta seis siglos de antigüedad.

Bergé prevé deshacerse en total de 1.600 libros, partituras musicales y manuscritos de los siglos XV al XX, en ventas que se irán sucediendo durante los dos próximos años.

Obras de filosofía, política, botánica o jardinería, junto a grandes clásicos de la literatura, conforman una colección que ofrecerán al mejor postor las casas Drouot y Sothebys.

Algunos lotes, entre ellos un manuscrito de Flaubert de 1870, se estima que podrían alcanzar los USD 658 000.

La colección, abierta a obras internacionales, en gran parte en su idioma original, fue recopilada por el empresario a lo largo de cinco décadas, y según Drouot "restituye el itinerario de una vida singular".

Voltaire, Lord Byron, Céline, Molire, Émile Zola, Oscar Wilde, William Shakespeare, Victor Hugo o Jane Austen, son algunos de los autores elegidos para esta biblioteca que ahora sale a la venta en París.

Bergé comenzó a desprenderse de las riquezas que acumuló junto a Saint Laurent tras la muerte del modisto en 2008. Un año después, subasto una colección de arte con la que recaudó 374 millones de euros, y 1.200 muebles y objetos diversos, de la maleta al cenicero, que habían decorado la intimidad de la pareja.

El pasado septiembre, puso a la venta una colección de 180 objetos antiguos de arte marroquí que había atesorado con Saint Laurent y Bergé a lo largo de sus vidas, y ahora le ha llegado el turno a la biblioteca.

A sus 85 años, el también mecenas se dispone a ceder su propiedad, según explica en declaraciones recogidas por el diario Libération, porque "cree en la virtud de las subastas", y porque "uno nunca es verdaderamente propietario de una obra de arte".

Al mismo tiempo, reconoce en el catálogo que "no es fácil separarse de amigos de hace más de 40 años", entre los que incluye un ejemplar de David Copperfield que perteneció a Dickens, y que considera fue el primer libro que "verdaderamente" leyó, cuando tenía nueve años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)