7 de agosto de 2015 09:46

El Picasso incautado en Córcega es 'británico', afirma su dueño

Las autoridades consideran que la versión del dueño del cuadro Cabeza de Mujer es contradictoria. Foto: AFP.

Las autoridades consideran que la versión del dueño del cuadro Cabeza de Mujer es contradictoria. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Un banquero español sospechoso de haber intentando exportar ilegalmente desde España un cuadro de Picasso incautado por los aduaneros franceses afirma que el cuadro es británico y no español, dijeron este viernes 7 de agosto sus abogados.

"El cuadro fue pintado en el extranjero, se compró en el extranjero y allí ha tenido siempre su domicilio permanente. Por tanto, el cuadro no ha podido ser exportado ni lícita ni ilícitamente", afirmaron los abogados del dueño del cuadro en un comunicado enviado a la AFP.

La aduana francesa se incautó el 31 de julio en un barco en la isla de Córcega (sureste) Cabeza de mujer joven, un cuadro valorado en más de USD 27 millones  y declarado "inexportable" por las autoridades españolas.

El banquero español Jaime Botín, propietario del cuadro, intentaba trasladarlo a Suiza, según los aduaneros corsos. Al constatar que se trataba de un "tesoro nacional que no podía en ningún caso salir de España", lo requisaron.

Botín intenta desde 2012 conseguir la autorización para exportar su cuadro, pero el ministerio español de Cultura denegó este permiso en una decisión que fue recurrida judicialmente por el banquero, hermano de Emilio Botín, quien fuera presidente del primer banco español Santander, desde 1986 hasta su muerte en septiembre pasado.

La justicia española confirmó en mayo pasado la decisión del ministerio de Cultura declarando inexportable la obra. España considera que el cuadro pertenece al periodo del pintor malagueño en el pueblo leridano (Cataluña, noreste) de Gósol, donde pintó un centenar de cuadros en el verano de 1906, y fue decisivo para el posterior desarrollo del cubismo.

"No existe una obra semejante en España", lo que justifica su inexportabilidad, explicó una portavoz del ministerio de Cultura. Los abogados de Botín afirman sin embargo que el cuadro, comprado en Londres en 1977, no es español sino británico, por lo que no está sometido al derecho español.

"Desde hace años, el cuadro se encuentra permanentemente a bordo de un barco de nacionalidad británica, que es territorio extranjero a todos los efectos incluso cuando toca puertos españoles", aseguraron.

"Si dicen que el cuadro se compró en el extranjero y allí ha tenido su domicilio permanente, ¿Por qué piden permiso de exportación? Es una contradicción tremenda", destacó el catedrático de derecho constitucional español Javier García Fernández al diario en línea El Confidencial. "Desde el momento en que solicitas una autorización para exportar, te la deniegan y acudes a un tribunal, reconoces que pertenece a España", concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)