5 de enero de 2015 15:03

El módulo Philae debería despertar y continuar su actividad en marzo

Fotografía tomada por la cámara del módulo Philae, que muestra una vista parcial del aterrizaje en la superficie del cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko. Foto FOTO: ESA/ EFE

Fotografía tomada por la cámara del módulo Philae, que muestra una vista parcial del aterrizaje en la superficie del cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko. Foto FOTO: ESA/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia EFE

El módulo Philae, que aterrizó con éxito el pasado noviembre sobre un cometa, debería salir de su estado de reposo y retomar su actividad el próximo marzo, anunció hoy (5 de enero) el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) francés.

El presidente del CNES, Jean-Yves Le Gall, señaló que "Philae debería despertar en marzo y tener una nueva etapa intensa en agosto", según un comunicado difundido por la agencia francesa.

En agosto, el cometa alcanzará su punto de mayor proximidad al sol y se espera que entonces produzca una gran cantidad de información, tras su "despertar" en marzo, cuando se espera que sus baterías solares puedan recargarse.

Le Gall hizo balance de 2014, marcado por el exitoso aterrizaje del robot enviado por la sonda Rosetta sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, que deberá contribuir a la indagación sobre los orígenes del Sistema Solar y que ha sido considerado unánimemente como uno de los hitos científicos del año pasado.

Para afrontar ese desafío y otros como la misión Galileo o el lanzamiento del primer cohete Ariane 6, el CNES dispondrá de un presupuesto total de 2 126 millones de euros este año, explicó el responsable.

El 15 de noviembre, las baterías de Philae se agotaron tras 57 horas históricas, que sirvieron para transmitir valiosa información científica sobre las condiciones en el cometa.

El módulo se posó en un lugar oscuro y rocoso, por lo que no pudo sobreponerse a la ausencia de sol, lo que hizo que sus baterías, recargables con energía solar, entrasen en hibernación.

Según explicó la Agencia Espacial Europea (ESA), eso implica que todos sus instrumentos y la mayoría de sus sistemas están apagados, aunque, si en algún momento la pila del módulo vuelve a recargarse, podría continuar con el envío de datos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)