26 de noviembre de 2015 15:09

Un performance colectivo mostró la crudeza de la violencia contra la mujer en el país

Ayer, 25 de noviembre de 2015 se realizó en la Plaza Belmonte el performance 'De tu puño y letra' de la artista estadounidense Suzanne Lacy. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO.

Ayer, 25 de noviembre de 2015 se realizó en la Plaza Belmonte el performance 'De tu puño y letra' de la artista estadounidense Suzanne Lacy. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 1
Gabriel Flores
Redactor (I)

Ayer, 25 de noviembre del 2015, se realizó el performance colectivo ‘De tu puño y letra, diálogos en el ruedo’. Una acción artística cuyo objetivo era que el público, sobre todo los hombres, reflexionen sobre la violencia que se ejerce contra las mujeres en el país.

A las 18:30, la intervención artística dirigida por la artista estadounidense Suzanne Lacy, tomó forma. El ruedo de Plaza Belmonte (Centro de Quito), un espacio con una fuerte carga simbólica masculina, se convirtió en un lugar de escucha de lo que sucede en el mundo femenino.

Hombres ataviados con jean y camisas blancas, performantes, comenzaron con la lectura de cartas escritas por mujeres violentadas. En el primer acto las historias narradas estuvieron atravesadas por la idea del pasado. Los recuerdos de niñas, esposas, hermanas, amigas… que fueron abusadas sexualmente.

Desde el segundo acto la presencia de hombres en el ruedo se volvió masiva. Decenas de hombres relataban lo que las mujeres decían sobre sus cuerpos violentados por abortos obligados o por palizas propinadas por sus parejas. Eran las 19:00 y el graderío de la Plaza Belmonte estaba atiborrado de gente.

Para el tercer y cuarto acto cientos de hombres, jóvenes y adultos, contaron historias de separación. Las narraciones se convirtieron en actos corales que fueron matizados por interpretaciones musicales de violín, guitarra y quena.

En el quinto acto de esta intervención artística, los hombres que estaban en el ruedo subieron a los graderíos para compartir la lectura de sus cartas con el público. Con una vela en una de sus manos, los performantes, unos más tímidos que otros, conversaron con la gente sobre lo que sintieron frente a la lectura de la carta.

Como en las grandes obras artísticas, ‘De tu puño y letra, diálogos en el ruedo’ tuvo un final abierto. Un espacio propicio para la reflexión individual sobre esta problemática que por un par de horas pasó de las cifra oficiales, seis de cada diez mujeres en el país ha recibido algún tipo de violencia, a historias reales y crudas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)