27 de agosto de 2014 10:47

Peret, 'padre' de la rumba catalana, muere en Barcelona a los 79 años

El cantante catalán Peret falleció hoy a los 79 años. Foto: Efe/Archivo/ Toni Albir

El cantante catalán Peret falleció hoy a los 79 años. Foto: Efe/Archivo/ Toni Albir.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE

El cantante Peret, uno de los grandes exponentes de la rumba catalana, falleció hoy a los 79 años en Barcelona debido a un cáncer de pulmón, un mes después de anunciar que se retiraba temporalmente para someterse a tratamiento, informó a Efe el portavoz oficial de la familia.

El músico gitano, autor de míticas rumbas catalanas como 'Una lágrima' y 'Canta y sé feliz', llevaba varios días en estado muy grave y bajo sedación.

Pere Pubill Calaf, conocido artísticamente como "Peret" y que recientemente afirmó que los escenarios es lo que más le gustaba en la vida, estuvo dedicado a la música hasta sus últimos meses.

Con su guitarra 'al ventilador' girando entre sus brazos y sirviendo su madera como instrumento de percusión, Peret, llevó su impronta gitana a la música y creó, a finales de los cincuenta del siglo XX y con sus amigos del barrio del Portal de Barcelona, la rumba catalana o rumba pop, que bebía del mambo y del rock and roll y que desde entonces ha hecho bailar a mayores y jóvenes por igual.

A lo largo de su trayectoria, el cantante, con más de 50 años de carrera a sus espaldas ha dejado en la memoria musical del país célebres temas como 'Una lágrima', 'El gitano Antón' o 'Borriquito'.

Con 'Canta y sé feliz', otra de sus más conocidas canciones, Peret representó a España en el Festival de Eurovisión de 1974.

Además, compuso la mítica canción 'Gitana hechicera', que se convirtió en uno de los emblemas musicales de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992.

Nacido en Mataró (Barcelona), el 24 de marzo de 1935 en Los Corrales, un pequeño asentamiento gitano, su primera aparición como cantante fue a los 12 años en un festival en el teatro Tívoli de Barcelona, que fue presidido por Eva Duarte de Perón.

En 1968 participó en el Festival del MIDEM con la canción 'Una lágrima', -el éxito profesional más importante de su vida- que le llevó a ganar el primer premio, tras lo que el cantante Tom Jones le invitó para tomar parte en la televisión británica en un famoso 'show' de su creación.

Símbolo de su mestizaje musical, grabó con artistas tan dispares como David Byrne, Amparanoia y Macaco y supo mantener entre sus seguidores a personas de distintas generaciones.

Con su último disco publicado, 'De los cobardes nunca se ha escrito nada' (2009), dejó constancia de la filosofía vital de quien se atrevió a crear un nuevo género musical que triunfó dentro y fuera de España y que han compartido artistas como Antonio González 'El Pescaílla' (1926-1999), Los Manolos, Los Amaya y Javier Patricio 'Gato' Pérez (1951-1990).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)