22 de julio de 2014 18:42

El dominio de los monos vuelve a sus orígenes

Escena de la pelicula El Planeta de los Simios. Confrontación. Foto: IMDB

Escena de la pelicula El Planeta de los Simios. Confrontación. Foto: IMDB

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 4
Contento 1
Redacción Espectáculos

¿Inicio o fin? Esa es la pregunta que rodea a la historia que se desarrolla en la última entrega de la saga cinematográfica ‘El planeta de los simios: confrontación’.

La cinta que se estrena este viernes en el Ecuador es la séptima película de una serie que se inició en 1968 y que a su vez llegó a los cines como la adaptación de una novela escrita por el francés Pierre Boulle.

Pensando en una producción de varias entregas a largo plazo hay franquicias que, independientemente de sus directores, vigilan celosamente los detalles de una historia que faciliten la transición y la continuidad hacia una nueva película.

Pero incluso a veces aunque existe una relación de continuidad entre una y otra cinta, hay elementos en el guión y en la dirección que restan coherencia. Un defecto que incluso puede llegar a desubicar al espectador.

Sin embargo, las dos últimas cintas de ‘El planeta de los simios’ aún permiten trazar una línea secuencial en relación a las cinco primeras producciones. Pero en esta sucesión hay que hacer un apartado para la adaptación libre que hizo Tim Burton en el 2001.

La cinta se estrenó como un ‘reboot’ que retomaba la idea original de un hombre que aterriza en un planeta desconocido y se enfrenta a una raza de primates evolucionados que dominan el planeta.

Esa fue la misma idea que dio origen a la primera película ‘El planeta de los simios’ (1968). El largometraje de ciencia ficción fue dirigido por Franklin Schaffner y protagonizado por Charlton Heston, Roddy McDowall y Kim Hunter.

En esta cinta, valiéndose de una teoría sobre la dilatación del tiempo, cuatro astronautas que parten en una misión espacial en 1972 aterrizan -18 meses después- en un planeta desconocido en el año 3978. Dos de ellos son capturados con vida por un grupo de simios con una inteligencia y habilidades similares a las de los humanos.

Con un ingreso de USD 26 millones en EE.UU. la historia de ciencia ficción tuvo un segundo episodio: ‘Regreso al planeta de los simios’ (1970) dirigido por Ted Post. La historia sigue cronológicamente los hechos de la primera, en el futuro.

Esta vez, otro astronauta enviado para rescatar a los tripulantes de la primera misión también es capturado pero logra escapar a la zona prohibida.

Este es un lugar donde habita una raza de humanos mutantes que conviven bajo un régimen teocrático y que resulta ser las ruinas de New York, en el pasado. En medio de una furiosa batalla por el dominio del planeta, una poderosa bomba atómica es detonada.

A año seguido se estrenó la tercera parte de la saga, ‘Escape del planeta de los simios’ (1971) que sigue la historia de Zira, Cornelius y Milos, tres simios que sobrevivieron a la explosión nuclear y que viajan en el tiempo a la Tierra de finales del siglo XX.

Los papeles se invierten y son los evolucionados primates los que ahora son objeto de estudio. En medio de prejuicios y temores los simios del futuro son perseguidos y asesinados. Sin embargo, César, el hijo de Zira y Cornelius, sobrevive y se oculta en un circo.

Convertida ya en una franquicia habría tiempo para una cuarta película. ‘Conquista del planeta de los simios’ (1972) fue dirigida por Lee Thompson, en la que César toma el protagonismo encabezando una rebelión contra la humanidad obnubilada por la ambición, el poder y la corrupción y en la que los simios son brutalmente esclavizados.

Es aquí donde la cinta ‘El origen del planeta de los simios’ (2011) retoma la franquicia en forma de precuela para mostrar con ciertas libertades creativas del director Rupert Wyatt y de los guionistas Rick Jaffa y Amanda Silver los hechos que dieron origen al salto evolutivo de los primates.

En esta cinta se prescinde de los viajes espaciales y temporales y se enfoca en un fallido experimento científico como el origen de César.

A la cinta de 1972 le siguió otra: ‘Batalla por el planeta de los simios’ (1973). El filme dirigido por Lee Thompson muestra una ciudad pos apocalíptica en la que humanos y simios –ahora con capacidades físicas e intelectuales similares a los humanos- viven enfrentados en reductos separados. Una tensión que amenaza con una catástrofe en medio de luchas internas.

Una visión que ahora tiene su paralelismo con la cinta de Matt Reeves, ‘El amanecer del planeta de los simios’. Una cinta en la que también se avizora un violento desastre pero que mantiene su foco sobre una base científica centrada en la genética y en la biología y que podría ser el inicio o el fin de una era.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)