16 de septiembre de 2014 22:12

Las otras vidas del París que inventó 'Rayuela'

Fotografía de Hugo Passarello Luna de un hombre de espaldas a la tumba de Julio Cortázar. Foto: EFE

Fotografía de Hugo Passarello Luna de un hombre de espaldas a la tumba de Julio Cortázar. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 10
Contento 0
Javier Albisu. EFE
París

Los rincones del París que visita Julio Cortázar en 'Rayuela', trenzados con las historias personales y retratos de sus lectores y vecinos, se dan la mano en el experimento fotoperiodístico que firma el argentino Hugo Passarello y expone desde el 16 de septiembre de 2014 en la alcaldía del décimo distrito de París.

"Para ser retratados, cada uno de los más de 80 participantes debió elegir un pasaje del libro 'Rayuela' que mencione un lugar de París. Luego los retraté en el sitio elegido y les pedí que explicaran por qué habían preferido ese fragmento o lugar", explica Passarello, autor de 'Fotorreportaje inesperado sobre Cortázar'.

El proyecto busca "crear una rayuela de imágenes que entrelacen a la vez París, Cortázar y las historias personales de los participantes" y concluirá "cuando llegué a las 100 imágenes, por fidelidad al sistema decimal, que diría Borges", añade su autor.

En el centenario del nacimiento del escritor, el reportaje se sirve del escenario de su libro más aplaudido con una propuesta narrativa desplegada en tres ejes (visual, lúdico y participativo) y que se inspira en el juego infantil que da nombre a 'Rayuela', que consiste en ir avanzado a saltos a lo largo y ancho de una cuadrícula con números pintada en el suelo.

Visual, ya que forja un diálogo entre los retratos y los textos; lúdico, porque el lector tiene que interactuar con las imágenes para poder descubrir las historias, al igual que en la literatura "cortaziana"; y participativo, porque está concebido para que la gente "se apropie de una parte del reportaje", resume el autor.

El resultado es un viaje errático por las vivencias literarias de personajes como Horacio Oliveira, Maga, Etienne, Ossip Gregorovius o Pola que se mezclan con las experiencias y los retratos en blanco y negro de lectores de Cortázar y residentes en París.

Entre esos fragmentos aparecen el artista Ricardo Mosner, el profesor de español Jérôme Dulou, el dibujante 'Rep', el biógrafo de Cotrázar Mario Goloboff, el periodista Hernán Campaniello, el bailarín de tango 'Coco', el fotógrafo Arno Gisinger, la mimo María Cadenas, el compositor Diego Losa, los escritores Nilda 'Tununa' Mercado o Alberto Manguel...

Esas y otras decenas de parisinos que se detienen a compartir su relación íntima con el autor y el lugar elegido en la rue Danton, el Café Au Chien Qui Fume, el río Sena, la rue Scribe, el Louvre... o la propia tumba de Cortázar, en el cementerio de Montparnasse.

"Es un lugar que frecuento cuando la nostalgia se ampara de mis recuerdos", relata en su pasaje Julio Silva, escultor y gran amigo del literato, que posa de espaldas, con sombrero y bastón, tras la lápida del autor argentino, que residió en París desde 1951 hasta el fin de sus días, en 1984.

"Varios me dijeron que las primeras imágenes que se hicieron de París fue a través de 'Rayuela' y las descripciones de Cortázar. Cuando se mudaron a vivir a la capital francesa salieron a recorrer las calles mencionadas en el libro para descubrirlas y compararlas con lo que habían imaginado", relata Passarello.

Desde que Cortázar publicó 'Rayuela' en 1963 ha transcurrido medio siglo en el que "París cambió mucho y tan poco", circunstancia que el periodista argentino ha querido plasmar al elegir el blanco y negro para sus fotografías, como guiño a esa paradoja de un tiempo estático".

"En París, el tiempo se toma su tiempo. Muchas de las descripciones de la ciudad que hace Cortázar en Rayuela están vigentes. Por ejemplo, cuando menciona un sauce llorón plantado en la punta del Vert Galant, en la isla de la Cité, todavía se puede ver ahí un sauce. No sé si es el mismo, pero el árbol está ahí, en el centro de París bordeado por el Sena", desliza Passarello.

'Fotorreportaje inesperado sobre Cortázar', que se expone en la alcaldía del décimo distrito de París hasta el próximo 4 de octubre de 2014 y en el que aún se puede participar en su versión digital, guarda cierta relación con la ruta cultural que el Instituto Cervantes de París publicó este mismo año para conmemorar el 30 aniversario de la muerte del escritor.

Ese otro recorrido literario invita a conocer una veintena de sitios relacionados con su vida en la capital francesa, empezando por el apartamento en el que más tiempo residió, pasando por su biblioteca predilecta y terminando con su sepultura, eternamente salpicada de flores, poemas e inscripciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)