16 de junio de 2014 20:54

Mujeres lograron inscribir su unión de hecho tras dos años de lucha

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 174
Triste 4
Indiferente 10
Sorprendido 611
Contento 2
Redacción Guayaquil

Con un fuerte abrazo y un beso, Diana Maldonado y Maribel Serrano celebraron en las puertas de la Unidad Judicial Penal del sur de Guayaquil la aprobación para inscribir su unión de hecho en sus cédulas de identidad. Unieron sus manos y las levantaron en señal de victoria ante las cámaras de los medios de comunicación que se concentraron en el lugar a la espera de la resolución.

El trámite, que comenzó hace dos años, tuvo varias trabas. Pero la tarde de este lunes 16 de junio, tras una audiencia de acción de protección que duró dos horas, la pareja lésbica recibió una segunda sentencia favorable.

El Registro Civil de Cedulación e Identificación de Guayaquil tiene el plazo de 72 horas para cumplir con la disposición de la jueza Ana Cristina Veintimilla, que arrancó aplausos de quienes estuvieron en la sala de audiencias No. 4 de la Unidad Judicial.

En 2012, el Registro desacató la sentencia con fallo favorable de parte de Leonor Lapierre Rodríguez, jueza cuarta de la Unidad Judicial Especializada en Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia No.1 de Guayaquil. El 5 de noviembre de ese año se dispuso la ejecución del juicio de Declaratoria de Unión de Hecho solicitado por la pareja.

Ante la negativa del Registro, Diana y Maribel interpusieron una acción de protección el pasado 26 de mayo. Y la Defensoría del Pueblo asumió la defensa de la pareja durante la audiencia que se realizó esta tarde, desde las 15:00.

En los exteriores de la sala aguardaron activistas de los grupos Diversidad, Red Lgbti Ecuador (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales) y quienes lideran la campaña por el Matrimonio Civil Igualitario. También estuvieron presentes delegados del Observatorio Ecuatoriano de Derechos Humanos.

María José Fernández, coordinadora zonal 8 de la Defensoría del Pueblo, explicó que este es el primer caso en Guayaquil. “Se demostró que existió vulneración a la seguridad jurídica, a la no discriminación y otros derechos consagrados en la Constitución”.

En Quito se dio otro caso similar. En 2012, María Belén Gómez y Daniela Alcántara lograron que la Tercera Sala Penal de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha viabilizara la inscripción en el Registro Civil de su unión de hecho, como pareja en unión estable y monogámica. El proceso también les tomó dos años.

“¡Es histórico!”, citó el Comité Permanente de los Derechos Humanos en su portal de Facebook ante el triunfo legar de Diana y Maribel. Maldonado es parte del comité como activista por los derechos de la comunidad Lgbti.

Para esta joven, madre de una pequeña de 12 años, la resolución judicial abre puertas no solo a las parejas homosexuales sino también a las heterosexuales. “Se están materializando los derechos. Lo que dice el artículo 68 de la Constitución es que la unión de hecho tiene los mismos derechos y obligaciones que el matrimonio. Solo logramos aterrizar eso en la realidad, porque en la vida real no se estaba dando”, dijo Diana.

El siguiente paso para su pareja, la española Maribel, es luchar por el matrimonio igualitario. En 2013, dos parejas presentaron al Registro Civil sus pedidos de matrimonio, pero fueron negados. Pamela Troya y Gabriela Correa lo hicieron el 5 de agosto, mientras que Santiago Vinces y Fernando Saltos acudieron el 26 de noviembre. En ambos casos se interpusieron acciones de protección.

el comercio
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)