5 de marzo de 2015 22:56

Pablo Alborán dedicó el romance de sus letras a Quito

Pablo Alborán hizo gala de sus destrezas de multinstrumentista en su concierto en Quito. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Pablo Alborán hizo gala de sus destrezas de multinstrumentista en su concierto en Quito. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 27
Ana Belén Veintimilla
Redactora (I)

El concierto de Pablo Alborán lo abrió el artista ecuatoriano Daniel Páez, en un show de 30 minutos. Cerró sus baladas con el tema Rondando tu esquina, el mismo que logró que el público coreara.

A las 21:07 sonaron los tambores, se encendieron los gritos del público y salió al escenario un joven despreocupado, informal pero con estilo, con una chaqueta de cuero que -para animar al público- se sacó a la segunda canción. El Ágora estalló en gritos la noche del jueves 5 de marzo.

Sencillos movimientos de cadera envolvían al artista en sus propias canciones, seduciendo así a su audiencia. Hombres, mujeres, adolescentes y adultos, todos daban voz a las canciones del español.

El cantautor gozó además con su público, proyectando sus destrezas de multinstrumentista en cada canción. Alborán tocó el cajón, el piano y la guitarra en el escenario capitalino. Hasta puso a bailar a su propia banda, incluyéndola en sus coreografías de cadera.

El versado artista se dirigió al público terminado el primer bloque de temas. "Gracias de corazón, por fin llegó el día" dijo con acento malagueño. "He soñado muchas veces con esta noche, jamás imaginé tantísimo cariño, tanto amor", concluyó obteniendo un desaforado grito de los asistentes.

Coqueto y risueño, Alborán supo cómo manejar al público al que conocía por primera vez. Abrió con el tema Está permitido y siguieron temas como Recuérdame en donde mostró su destreza al piano.

Gabriel León de 23 años llegó al evento con la esperanza de escuchar ese tema. Asegura que desde la primera vez que escuchó a Alborán se enganchó con su música. "Sus letras son profundas, son de amor, historias que se pueden relacionar, su sonido mezcla sevillanas, flamenco y tropical y tiene un buen registro. Me fascina la combinación de las tres cualidades juntas, te dan una buena canción" dice León sobre el artista.

Para María Gracia Lainez, este concierto ha sido una experiencia inolvidable. Oriunda de Salinas, la joven de 18 años llegó a la capital con el sueño de conocer al cantante. Logró entregarle una rosa y un regalo que el cantante agradeció con las palabras que recuerda claramente: "eres un amor".

Sencillo, tranquilo y humilde son las palabras que usan los fans del español para describirle. Eso se refleja en su puesta en escena, que no usa extravagancias más que telas blancas para proyectar imágenes y reflejar las iluminación.

La primacía del escenario está en su banda, su cercanía con los asistentes a quienes cantó Caramelo y Volvería antes de sentarse junto a su banda en un estilo 'unplugged' para un bloque más íntimo; en el que pasaron los temas Miedo, Beso y Te hecho de menos.

Acercándose al final del show cantó su éxito más comercial Solamente Tú, dejando al público satisfecho por una velada tan romántica como él.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)