17 de diciembre de 2015 00:00

Otavalo vivirá ocho horas de rock

El Cabalfest Kintiwasi  2015 congregará a siete bandas de rock de diversos ciudades del país. Foto: Cortesía Cabalfest

El Cabalfest Kintiwasi 2015 congregará a siete bandas de rock de diversos ciudades del país. Foto: Cortesía Cabalfest

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Sierra Norte (I)

El hardcore, death, groove, heve metal… retumbarán en el Centro Intercultural Casa del Colibrí, en Otavalo (Imbabura). En el cartel del Cabalfest Kintiwasi 2015, que se efectuará el próximo 19 de diciembre, figuran siete bandas de rock locales y nacionales.

Esta primera edición se realiza con fines benéficos. El colectivo otavaleño Taitarieles, organizador del festival, recolectará juguetes y ropa, en buen estado, como pase al concierto. Samira Bastidas, integrante de la agrupación, explicó que los donativos serán distribuidos en comunidades indígenas de Otavalo.

De 14:00 a 22:00, en este escenario, que tiene la imagen de un colibrí a medio vuelo, desfilarán las bandas nacionales Basca (Cuenca), Curare (Quito), Ibo K Payne y Warhead (Guayaquil). La agrupación austral aprovechará esta vitrina para promocionar su reciente disco titulado Siniestro.

El festival también busca promover la escena rockera imbabureña. En este concierto estarán Cabal, Increíbles Dada, Killer Ox y Disorder. Cabal, de origen otavaleño, en honor a cual fue bautizado el festival, ofrece una propuesta musical singular. Su vocalista David Proaño adelantó que en el reportorio incluirán temas de sus tres discos. La mayoría tienen influencia del hardcore y death metal.

Proaño, diseñador gráfico de profesión, es también el creador del afiche del Cabalfest. Comenta que la imagen de un colibrí revoleteando sobre una vitrola, que resalta en el cartel, fue de su amigo Gustavo Dueñas. Con este material han promocionado el festival en las redes sociales.

Los integrantes de Taitarieles se ocupan, desde hace dos meses, de los preparativos del espectáculo. El sábado último, 14 chicos ajustaban los últimos detalles de lo que será el ambicioso concierto.

Con la ayuda de un infocus revisaban un croquis con la ubicación del escenario, los camerinos, el área para el público, los ingresos y las salidas, en una pantalla gigante. La platea con capacidad para unas 1 500 personas será instalado en el estacionamiento del Kinti Wasi.

Andrés Estrada, otro intergrante de Taitarieles, asegura que durante la cita musical contarán con apoyo de la Policía y guardia privada para evitar novedades. El plan también tiene el apoyo del Cuerpo de Bomberos y la Cruz Roja de Otavalo.

La inversión en este espectáculo superó los USD 15 000. El colectivo logró el apoyo del Municipio de Otavalo, la Prefectura de Imbabura, el Ministerio de Cultura y varias empresas privadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)