31 de marzo de 2015 19:08

La Orquesta Filarmónica Juvenil de Guayaquil finalizará su gira este miércoles 1 de abril

La Orquesta Filarmónica Juvenil de Guayaquil se presentó en Ibarra este 31 de marzo de 2015, como parte de su quinta gira. Foto: José Mafla/ El Comercio

La Orquesta Filarmónica Juvenil de Guayaquil se presentó en Ibarra este 31 de marzo de 2015, como parte de su quinta gira. Foto: José Mafla/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
José Luis Rosales

La Orquesta Filarmónica Juvenil de Guayaquil concluirá este miércoles, 1 de abril de 2015, su quinta gira, en la ciudad de Azogues, provincia de Cañar.

El conjunto, compuesto por 42 músicos de entre 12 y 22 años de edad, ofreció la tarde de hoy, 31 de marzo, un concierto en la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura, en el norte del Ecuador.

El teatro Gran Colombia con capacidad para 1 400 personas lució lleno. La mayoría de espectadores fueron estudiantes de diferentes colegios de la capital imbabureña. Este acto cultural tuvo el apoyo del Municipio local y del Instituto Tecnológico José Chiriboga Grijalva.

Previo a esta cita, la agrupación se presentó en las ciudades de Tulcán y San Gabriel, en Carchi y en Ipiales, Colombia, explicó su director Patricio Jaramillo. “En estas ciudades hemos recibido el apoyo de instituciones públicas y privadas quienes han contribuido a esta nueva gira”.

La Orquesta Filarmónica Juvenil de Guayaquil fue creada en el 2010 para integrar a los jóvenes porteños, quienes han sido seleccionados por  medio de una audición.

Minutos antes, la Orquesta Infanto Juvenil Atahualpa, de Ibarra, inició el concierto en la 'Ciudad Blanca' que duró dos horas y media.

El repertorio del grupo orquestal transitó por la música clásica, latinoamericana y ecuatoriana. Entre los ritmos nacionales resaltó el tema afroesmeraldeño Andarele.

Jaramillo presentó mediante una estrategia didáctica los instrumentos musicales de percusión, viento y cuerdas, que componen una sinfónica. Los violines, las violas y violonchelos son los más numerosos.

Inclusive, cinco chicos tuvieron la oportunidad de tomar la batuta y dirigir en forma espontánea a los músicos. Uno de ellos fue Cristian Morales, estudiante de la Unidad Educativa Municipal Alfredo Albluja Galindo, quien fue el más ovacionado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)