14 de marzo de 2016 12:19

OMS recomienda consumir hasta 12 cucharaditas de azúcar al día

El consumo excesivo de azúcar puede generar enfermedades como diabetes, obesidad, sobrepeso, entre otras. Foto: Flickr/ Oregon State University.

El consumo excesivo de azúcar puede generar enfermedades como diabetes, obesidad, sobrepeso, entre otras. Foto: Flickr/ Oregon State University.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 5
Paola Gavilanes
Redactora (I)
pgavilanes@elcomercio.com

Hasta 12 cucharaditas de azúcar al día. Esa es la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la ingesta de ese producto, considerado un carbohidrato simple. Esa cantidad representa el 10% del total de las calorías ingeridas durante todo el día.

Un adulto promedio, por lo general, consume entre 1 800 y 2 000 calorías. Es decir, que podría incorporar en su dieta hasta 50 gramos de azúcar. El consejo en el caso de los niños es el de consumir hasta 37 gramos. Sin embargo, lo ideal, según dicha organización y la nutricionista Sara Rivera, sería reducir a la mitad dichos porcentajes. ¿La razón? El consumo excesivo de azúcar está relacionado directamente con el sobrepeso, la diabetes, la obesidad entre otros.

En Ecuador, según estimaciones realizadas en el 2011, la diabetes mellitus tipo 2, hipertensión y las enfermedades  cerebrovasculares fueron las principales causas de muerte.

Y según la última Encuesta de Salud y Nutrición, realizada en Ecuador entre el 2011 y el 2013, en todos los países en los que existen datos disponibles se ha evidenciado que los factores de riesgo que determinan la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles son “el consumo elevado de alimentos poco nutritivos, con alta densidad energética y alto contenido de grasa, azúcar y sal”.

A esas enfermedades se añaden problemas como la ansiedad, el insomnio e, incluso, el deterioro de los dientes. “Destruyen el esmalte”, sostiene la nutricionista.

La ingesta excesiva de azúcar, según Rivera, se produce porque las personas no son conscientes de la cantidad de azúcar que de verdad consumen durante el día, pues ese carbohidrato está presente en un sinnúmero de productos como gaseosas, refrescos, pasteles, chocolates, entre otros. Un vaso de 250 mililitros de gaseosa, por ejemplo, contiene 30 gramos de azúcar.

Según la Encuesta de Salud y Nutrición, un mayor consumo de bebidas azucaradas se da en hombres de entre 19 y 30 años, y en mujeres de entre 51 y 60 años, seguidas por las de 14-18 años. Los hombres llegan a consumir hasta 342 mililitros de esas bebidas al día.

De acuerdo con la especialista, el consumo de azúcar reduce la ingesta de alimentos ricos en nutrientes e incrementa el aporte calórico. Esto último sucede porque el azúcar, al ser un carbohidrato simple, se descompone rápidamente para ser utilizado como energía. Aquello produce que el ser humano tenga deseos de comer en un corto plazo. Eso no ocurre, por ejemplo, con las frutas -ingeridas en su forma natural- ya que la fibra, vitaminas y minerales evitan que se consuma con facilidad, produciendo una sensación de llenura.

Es por esa razón que no se recomienda ingerir la fruta en jugo, ya que para obtener un vaso se requiere de al menos tres naranjas, lo que representaría una mayor cantidad de azúcar y de calorías.

El plátano, las frutillas, las naranjas, las peras contienen fructosa, un tipo de azúcar natural, que -en comparación con la glucosa, la sacarosa o los almidones- proporciona una respuesta glucémica inferior, evitando así que el azúcar se eleve en la sangre.

Si usted es una persona que gusta del dulce puede incorporar edulcorantes a su dieta. Muchos son naturales y sin calorías. Evite también reemplazar el azúcar refinada (blanca) por miel, raspadura o azúcar morena, ya que la cantidad de calorías es similar y el aporte de nutrientes es mínimo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)