8 de marzo de 2015 11:43

Omar Sosa y Pablo Fresu, una fusión que embrujó al Teatro Sucre

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cultura (I)

De pie y con un ráfaga de aplausos que duró varios minutos. Así agradeció el público que asistió al Teatro Sucre, ayer 7 de marzo, el ingenio y la sensibilidad que desparramaron sobre el escenario el cubano Omar Sosa y el italiano Paolo Fresu durante su presentación, en la penúltima jornada del Ecuador Jazz 2015.

Sosa, un músico que vivió durante varios años en el país, cautivó con su dominio del piano. Las cadencias afrocubanas y caribeñas se fusionaron con los sonidos mediterráneos que salían de la trompeta de Fresu.

Sus 10 años de trabajo como dúo lograron que, durante el concierto, el público los sintiera como uno solo. La fusión de su música, más bien de carácter contemplativa, sonaba con una gran sincronización y finura. Entre Sosa y Fresu había complicidad.

El clímax del concierto llegó cuando, un histriónico Sosa, alentó al público a tararear una de las canciones. "Bueno Quito, vamos a cantar un poco esta noche". Al tarareo se sumaron las palmas y la nostalgia destilada por la trompeta de Fresu, quien durante la última canción de la noche caminó alrededor del piano sosteniendo una melodía que alcanzó la máxima tesitura y sutileza de la noche.

El inicio de la penúltima jornada del Ecuador Jazz 2015 estuvo marcado por la presencia del grupo colombiano Viento en Popa. Un ensamble de jazz que nació en la ciudad de Popayán en medio de un contexto académico, todos sus integrantes eran parte de la Facultad de Artes de la Universidad del Cauca.

La propuesta de estos cinco jóvenes caló rápido en el público quiteño. Una de las razones fue la cercanía y familiaridad de su trabajo musical. Canciones que matizaban el flolclore de todas las regiones colombianas.

A diferencia de su primer trabajo discográfico en el que recopilaron temas populares de la música colombiana, su segundo álbum 'Macizo y clave' que fue parte de su repertorio en el Teatro Sucre reúne creaciones propias que juegan con sonidos y colores del jazz.

El el escenario, la música de Viento en Popa permitió disfrutar de un ensamble perfecto entre los sonidos de la batería, la guitarra, el bajo, el saxofón y la flauta. Las canciones de este grupo estuvieron salpicadas de ritmos provenientes de la cumbia, el bambuco y el pasillo.

El último día del Ecuador Jazz 2015 se celebra hoy, 8 de marzo, a partir de las 12:00 en la Plaza del Teatro. Este evento gratuito contará con la presencia de Pichirilo Radioactivo, Cómo matar a Felipes y de la cantante colombiana Totó la Momposina, quien llega a Quito como parte de su gira de despedida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)