10 de abril de 2018 00:00

‘Lodopatía’ la muestra teatral como una exaltación de la técnica Meisner

Una montaña rusa de emociones forma parte de la muestra de la promoción del Estudio Paulsen. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Una montaña rusa de emociones forma parte de la muestra de la promoción del Estudio Paulsen. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García
Redactor agarciav@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Dios es la voz de una mujer histérica que carraspea e insulta y que le pide asesinar a uno de sus hijos a una devota ama de casa en la pieza breve de teatro ‘Uz, el pueblo’, del uruguayo Gabriel Calderón, una obra que se mueve entre la comedia, la sátira y el extrañamiento.

Medea, el personaje de la mitología griega que mata a sus propios hijos para vengarse de su amante, baila como una posesa música electrónica en ‘Medealand’, en una visceral adaptación a la contemporaneidad de la leyenda de la hechicera, a partir de una texto de la escritora sueca Sara Stridsberg.

Las dos obras hacen parte de ‘Lodopatía’, un conjunto de 10 pequeñas piezas teatrales que abordan escenas de tragedias griegas y de obras clásicas, textos de dramaturgos contemporáneos, escenas de series de televisión hasta fragmentos de joyas del cine.

Se trata de una muestra teatral de la primera promoción de estudiantes del Estudio Paulsen de Artes Escénicas de Guayaquil, tras la culminación de un ciclo de ocho meses de aprendizaje en el programa de formación actoral en la técnica Meisner.

‘True Romance’, adaptación basada en la película de Tony Scott de 1993, deja como perla una frase concluyente en la escena de secuestro y tortura de una joven indómita por parte de los esbirros de una mafiosa manabita: “No había matado a nadie desde el feriado bancario”.

‘Lodopatía’ plantea una montaña rusa de emociones. Cada pieza fue concebida como “un pequeño golpe en el estómago” en palabras el actor y profesor español Iñaki Moreno, director de piezas tan disímiles, aunque montadas en bloque con los matices de una lista de reproducción musical, según de María Cuesta, de 25 años, una de las actrices y coordinadora de producción.

El montaje incluye dos piezas de ‘Carícies’, un compendio de escenas del absurdo sobre la incomunicación, del dramaturgo y director español Sergi Belbel. Una de ellas, protagonizada por María José Parra y Andrés Palma -en uno de dos grupos de actores-, abre la muestra con una discusión marital llevada de extremo a extremo. El juego con los silencios, con los ritmos del texto, con escuchar, reaccionar y devolver marcan el ping-pong actoral que plantea la muestra.

La técnica Meisner es un método de trabajo actoral con 80 años de historia en los Estados Unidos y en países como Inglaterra. “Es la base del adiestramiento, entrena sobre todo la mayor virtud del actor, que es escuchar, pero es escuchar con cada poro, con la mirada, con el estómago, con el corazón, con tu subconsciente abierto al comportamiento del otro”, explicó el director.

El método de enseñanza y la mecánica de entrenamiento buscan despojar al actor de los filtros sociales y de la autoconciencia. La idea es escuchar y reaccionar a partir de lo que ha ofrecido en escena el compañero, agregó Iñaki Moreno.

“El director nos permite improvisar en ciertos aspectos, nunca sé por ejemplo en dónde me van a pegar, ni cuántas veces lo van a hacer”, dice María Cuesta, quien interpreta a la Señora Ruiz –la secuestrada- en la adaptación basada en ‘True Romance’, película con guión de Quentin Tarantino.

Isabella García, quien interpreta a Medea, describió el ciclo de aprendizaje como un proceso de descubrimiento personal y de anteponer al compañero por encima de todo. “La técnica te ayuda a conocerte; han sido ocho meses terapéuticos -hasta cierto punto dolorosos-, pero un buen dolor, un dolor que nos hizo crecer y desarrollarnos también como personas”, indicó la actriz de 26 años.

En la muestra, los alumnos tienen un acercamiento integral a todo lo que significa un montaje , hacen de tramoyistas, participan de la producción de escenografía e incluso en la adaptación de textos.

‘Lodopatía’ se mantendrá en cartelera hasta domingo 15 de abril del 2'18  en el Estudio Paulsen, el cual se encuentra ubicado en el Barrio Las Peñas, casa patrimonial intervenida y ofrecida en comodato por el Municipio de Guayaquil a la Fundación Albert Paulsen.

Presentaciones

Jueves y viernes, 21:00. Fin de semana, a las 18:00 y 20:30 en Las Peñas, Numa Pompilio No. 195. El valor es de USD 10. La duración es de 90 min.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)