20 de octubre de 2016 19:37

175 puntos con políticas públicas en el texto final de la Nueva Agenda Urbana

La Casa de la Cultura Ecuatoriana fue el escenario de las mesas de negociaciones y debate para establecer el documento final de Hábitat III. Foto: Armando Prado y Paúl Rivas/EL COMERCIO

La Casa de la Cultura Ecuatoriana fue el escenario de las mesas de negociaciones y debate para establecer el documento final de Hábitat III. Foto: Armando Prado y Paúl Rivas/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Tendencias
y EFE (I) 
tendencias@elcomercio.com
Logo de Habitat III

El momento culmen de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III) llegó este jueves 20 de octubre del 2016 con la aprobación del documento final de la Nueva Agenda Urbana, que deberá aplicarse en el planeta en los próximos 20 años. 

El documento final incluyó 175 puntos en los que se plantean políticas urbanas que ayuden a: mitigar el cambio climático; mejorar la calidad de vida de las personas en contextos urbanos; considerar a las zonas rurales como un elemento fundamental en el crecimiento integral; desarrollar planes de inclusión de niños, mujeres, personas con discapacidad, entre otros.

La Declaración de Quito sobre Ciudades sustentables y asentamientos humanos para todos busca, como lo expresa en su quinto numeral, “eliminar la pobreza y el hambre en todas sus formas y dimensiones, a reducir inequidades, promoviendo un crecimiento económico sostenido, incluyente y sostenible, a alcanzar la equidad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas, a mejorar la salud y el bienestar humano, así como a fortalecer la resiliencia y a proteger el medioambiente”.

Uno de los desafíos que se han planteado en los cuatro días de debates en Quito ha sido: cómo acelerar el proceso de implementación de la Nueva Agenda Urbana. En respuesta, una de las propuestas de las Naciones Unidas es el trabajo de los voluntarios en un amplio espectro de actividades; un elemento que precisamente se discute esta mañana, desde las 11:30, en el pabellón One UN, de la sede de Hábitat.

Durante los cuatro días de debates de Hábitat III, no solo se ha hablado sobre proyecciones de desarrollo urbano sostenible. En la cita se ha reconocido, además, el trabajo de instituciones públicas y privadas que fomentan las buenas prácticas ambientales y proponen modelos alternativos de desarrollo.

Tal es el caso de Ecuador, que en la noche del martes 18 de octubre recibió tres reconocimientos del Foro Global de Asentamientos Humanos. Las islas Galápagos recibieron el Premio Escenario Natural con Bajo consumo de carbono.

Y Cuenca fue reconocida por su Proyecto Cinturón Verde, que promueve el desarrollo sostenible generando trasformaciones urbanas. Un tercer premio se lo llevó el proyecto Cerro Verde Ecolodge, de la empresa Galápagos Organic.

Paralelamente, en el marco de las reuniones de Hábitat, varias instituciones anunciaron el desembolso de ayuda financiera para iniciativas que ayuden a enfrentar y mitigar el cambio climático.

La Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional
(Usaid, por sus siglas en inglés) otorgó USD 2,3 millones en financiación para proyec­tos de adaptación y mitigación de los efectos del cambio cli­mático en ciudades de países en desarrollo.

Este apoyo permitirá financiar proyectos de infraestructura sostenible en ciudades ante el cambio climático, una de las demandas del grupo C40, que reúne a urbes comprometidas en esta problemática. Por su parte, el Banco Europeo de Inversiones (EIB, sigla en inglés) informó ayer que invertirá USD 105 000 millones en proyectos de desarrollo ur­bano sostenible, en los próximos cinco años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)