16 de August de 2010 00:00

No todo anticonceptivo es idóneo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

Antes de utilizar un método anticonceptivo hormonal, es indispensable visitar a un ginecólogo o a un endocrinólogo.

Los especialistas son quienes pueden prescribir qué tipo de anticonceptivo es el más adecuado para cada mujer.

fakeFCKRemoveAuxiliadora Terán tiene 28 años y desde hace dos toma pastillas para evitar embarazarse. Ella comenta que cuando decidió utilizar un método no acudió a un especialista sino que compró unas pastillas recomendadas por una tía.

Esto le causó varias complicaciones en su salud. “Tenía dolores de cabeza y subí de peso”. Luego de cuatro meses de padecer estos síntomas acudió donde su ginecólogo para que le recomendara un método adecuado.

La joven tuvo que someterse a algunos exámenes, entre ellos el papanicolaou y de hormonas.

Carlos Jaramillo, endocrinólogo, afirma que es prioritario que todas las mujeres que deseen utilizar métodos anticonceptivos se sometan a un chequeo sobre el estado actual de su salud.

Esto debido a que los métodos hormonales están contraindicados para algunas mujeres.

Se debe determinar si la mujer fuma, si tiene algún problema de índole cardíaco o dolencias de tipo vascular o cerebral. “Los anticonceptivos pueden agravar estas enfermedades o generar mayores problemas”.

Por ejemplo -explica Jaramillo- una mujer fumadora solo puede utilizar métodos anticonceptivos hasta los 35 años. La razón es que se pueden generar problemas vasculares.

Según el ginecólogo Enrique Amores, del Hospital del Sur, en Quito, las mujeres que hayan presentado algún tipo de trombosis, problemas hepáticos o que estén en período de gestación deben evitar el consumo de anticonceptivos hormonales.

Otra razón por la que se deben tomar anticonceptivos bajo vigilancia médica es para controlar los efectos secundarios.

Amores dice que cada mujer reacciona de distinta manera en cada método. “Algunas personas pueden sentir dolores de cabeza, mareos e incluso aumentar de peso. Por eso el examen previo es indispensable”.

fakeFCKRemoveSarita Sotomayor comenzó a tomar píldoras anticonceptivas pero empezó a sufrir aumento de peso. Por ello, tuvo que cambiar de método y optó por la inyección mensual. “Al inicio tuve sangrados durante el mes, pero con el tiempo se ha normalizado y no he ganado libras”.

Jaramillo explica que las últimas pastillas que han salido al mercado no producen aumento de peso en las mujeres. Dice que las dosis de hormonas que se emiten al cuerpo son más dosi-ficadas.

Pero además de la píldora y la inyección, existen otros métodos que según los expertos son seguros y efectivos: los parches y los implantes.

Amores refiere que existen muchos mitos (ver recuadro) sobre los métodos anticonceptivos que pueden ser absueltos con una visita al ginecólogo.

Uno de ellos es que usarlos por un largo período puede causar infertilidad. El ginecólogo señala que ningún método que sea vigilado por un doctor puede causar problemas. “El acompañamiento médico y la adecuada utilización de los dispositivos y pastillas son seguros”.

Terán comenta que luego de visitar al médico las reacciones fueron más leves. “Ahora tomo la píldora y volví a mi peso”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)