26 de mayo de 2016 17:21

Niños hospitalizados en Nueva Zelanda reciben ‘tatuajes’ que alegran su día

El tatuador neozelandés Benjamin Lloyd realiza tatuajes no permanentes a niños internados en el hospital de Starship en Nueva Zelanda. Foto: Facebook Benjamin Lloyd art collection

El tatuador neozelandés Benjamin Lloyd realiza tatuajes no permanentes a niños internados en el hospital de Starship en Nueva Zelanda. Foto: Facebook Benjamin Lloyd art collection

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Elcomercio.com

¿Recuerda la historia de Patch Adams, el médico que se viste de payaso para alegrar el día a niños hospitalizados? Existen varias formas de sacar una sonrisa a los menores de edad internados en clínicas. Al tatuador neozelandés Benjamin Lloyd se le ocurrió una allegada a su trabajo: ‘tatuar’ a los niños del hospital infantil en Starship, Nueva Zelanda, para mejorar su autoestima.

Rosas, calaveras y mariposas fueron dibujadas con pintura orgánica y un aerógrafo sobre los cuerpos de los infantes. El 22 de mayo, Lloyd publicó en su cuenta de Facebook la imagen de un chico tatuado y comentó: “nada me da más alegría que impulsar la confianza de un niño con un tatuaje”. Dijo que si la publicación recibía 50 ‘me gusta’, tatuaría a todos los menores del hospital Starship. Hasta el 26 de mayo de 2016, la publicación obtuvo más de 460 000 ‘me gusta’ y fue compartida más de 250 000 veces.

En un principio, Lloyd realizaba tatuajes no permanentes a los adultos que que todavía no se atrevían a realizarse uno real. Su primer ‘cliente’ menor de edad fue su hijastro, quien tenía 7 años y murió meses después, según la plataforma web TVNZ, que no especificó la causa del deceso.

El tatuador tarda cerca de nueve minutos en pintar a cada niño. Desde que tomó esta iniciativa, ha recibido miles de pedidos en redes sociales por parte de padres cuyos hijos que se encuentran hospitalizados. “Mi hijo acude a Starship y tiene cáncer. El 14 de junio estaremos de regreso y espero encontrarlo. Sería increíble para él si usted lo tatuara”, comentó una persona en su cuenta de Facebook.

La iniciativa también tuvo unos pocos comentarios negativos. “No es para nada lindo poner esa tinta en un cuerpo de esa edad, estás loco”, comentó un usuario en Facebook. Sin embargo, Lloyd considera que el único aspecto negativo de su obra es que los niños no quieren bañarse después para que no se desvanezca el tatuaje.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)